.

"Stornelli es la vergüenza más grande de la historia del Poder Judicial”



El diputado Eduardo Valdés arremetió contra el fiscal federal, que lo denunció en base a un anónimo, y señaló los lazos de Stornelli con la estructura de inteligencia del macrismo y su participación en causas polémicas por las que terminó “doblemente procesado”.

El diputado nacional Eduardo Valdés fustigó duramente al fiscal Carlos Stornelli, a quien calificó como “la vergüenza más grande de la historia del Poder Judicial” argentino y “el armador principal del espionaje ilegal y de anónimos para extorsionar personas”.

“No es casual que sea Stornelli el que salga en auxilio de las vergonzosas ilegalidades cometidas por los más altos magistrados de la Nación”, consideró Valdés, quien además recordó que el funcionario judicial está “doblemente procesado” por irregularidades cometidas en el ejercicio de su función.

El legislador del Frente de Todos se refirió así a la solicitud de Stornelli para archivar la causa contra Silvio Robles, principal asesor de Horacio Rosatti en la Corte Suprema y denunciado en la Justicia Federal por el intercambio de chats con el exministro de Justicia y Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro, a quien daba consejos procesales en una causa ligada al Consejo de la Magistratura.

Valdés vinculó a Stornelli con las estructuras de inteligencia de la gestión de Mauricio Macri, recordó la relación del fiscal con “el espía (Marcelo) D’Alessio” y sostuvo que los supuestos y misteriosos “anónimos” que Stornelli dijo haber recibido para iniciar juicios eran, en realidad, textos redactados a pedido por “Juan Sebastián De Stéfano, espía responsable de Asuntos Jurídicos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)” durante la gestión de Cambiemos.

“El fiscal Carlos Stornelli miente. Está doblemente procesado”, puntualizó Valdés. En un caso, “por pedirle al espía Marcelo D’Alessio que le ponga algo (¿será cocaína?) al exmarido de su actual mujer”, y en otro, por pedirle a D’Alessio que le hiciera “una cámara oculta al doctor José Manuel Ubeira, quien era abogado de un detenido en la causa Cuadernos, que se negaba a declararse como arrepentido en esa causa, como le exigía el fiscal”, explicó.

“El fiscal Stornelli sigue mintiendo. Cuando dice que me denuncia en el invento que denomina Puf, lo hace en base a un anónimo. Estos anónimos los hacía Juan Sebastián De Stéfano”, puntualizó el diputado.

“El espía D’Alessio, preso y condenado, se jactaba de haber hecho las causas que después tomaban Stornelli y (el fallecido juez Claudio) Bonadio”, se explayó el legislador.

“Averigüen cómo se inició la causa de gas licuado, que se la atribuye el espía D’Alessio, o la causa Ciccone, que la empiezan con un agente de inteligencia del (Batallón) 601, el ­suboficial Jorge Pacífico. También pueden averiguar cómo se inició la causa Cuadernos, con otro suboficial del 601, Oscar Centeno, así como las causas de Cristina Fernández de Kirchner inventadas por el tándem Stornelli, Bonadio, D’Alessio”, enumeró.

Finalmente, desafió a Stornelli a entregar su teléfono celular para que le hagan un peritaje de los llamados y chats durante los últimos diez años, “que es cuando empiezan sus andanzas con D’Alessio”, apuntó.

Valdés resaltó entonces que en la llamada causa “Puf” él sí puso a disposición su celular, que “fue presentado espontáneamente” para que se lo auditaran el juez Luis Rodríguez y el fiscal Jorge Di Lello, quienes luego cerraron la investigación, y lo mismo ocurrió en una causa similar que “cerró el juez Martínez de Giorgi, porque nunca existió ningún delito”, dijo.

El diputado oficialista enmarcó las acciones de Stornelli en “la cloaca del Poder Judicial de los últimos años” y consideró que con estos antecedentes “no es casual que sea Stornelli el que salga en auxilio de las vergonzosas ilegalidades cometidas por los más altos magistrados de la Nación”, al referirse al reciente dictamen del fiscal que pidió archivar la denuncia contra Silvio Robles, como finalmente dispuso el juez federal Sebastián Ramos.


Hoy

.
.
.

Lo más leído: