.

La empresa Whirlpool inauguró su nueva planta en Pilar

 


La nueva fábrica es la más moderna del mundo de la firma y tendrá la capacidad de finalizar un lavarropas en aproximadamente 40 segundos. Hoy cuenta con 150 empleados.


La multinacional Whirlpool inauguró este viernes en Pilar su planta más moderna del mundo, en la que producirá 300.000 lavarropas por año, de los cuales 200.000 exportará a Brasil y generará divisas por más de US$ 50 millones anuales.

Las otras 100.000 unidades se destinarán al mercado local, que “está atravesando un momento de gran crecimiento”, según indicó el director de Negocios para la Región Sur de Whirlpool, Martín Castro.

En ese sentido, Castro resaltó que “seguimos apostando en el mediano plazo al mercado argentino” y destacó que “cuando uno mira la pospandemia se ve una modernización del hogar en lo que hace a bienes durables como los nuestros. La gente está permanentemente renovando. En ese marco, la tendencia de crecimiento de la compañía es buena”.

Whirlpool invirtió US$ 52 millones para construir su nueva instalación que ocupa una superficie de 30.000 metros cuadrados dentro de un predio de 80.000 que la compañía adquirió en el mes de mayo del 2021.

Los lavarropas, que saldrán al mercado local el próximo mes y son de alta gama, tienen actualmente un componente nacional del 50% en los insumos. El objetivo es alcanzar un 70% de componentes locales en un plazo de entre 18 y 24 meses.

La nueva fábrica es la más moderna del mundo de la firma y tendrá la capacidad de finalizar un lavarropas en aproximadamente 40 segundos.

Hoy cuenta con 150 empleados, que aumentarán hasta los 400 en julio del año que viene cuando ya opere al tope de su capacidad productiva, según las proyecciones de la firma.

En efecto, la fabricación irá escalando paulatinamente hasta llegar en julio del 2023 a una capacidad de 300.000 lavarropas por año.

Entre los adelantos tecnológicos de punta de la nueva fábrica, las autoridades de la empresa resaltaron que "es una planta verde".

Sus bondades con el medio ambiente son posibles gracias al uso de aislación térmica en techo y paredes para minimizar el uso de energía, la maximización del uso de luz solar, la recolección de agua de lluvia, entre otros.

Además, el proceso de producción es seco y solamente se utiliza agua para el testeo de calidad de los lavarropas. Asimismo, los residuos van a ser reciclados y reutilizados en su totalidad por proveedores externos. 

(InfoGEI) Mg 

.
.
.

Lo más leído: