.

Unánime rechazo al sueño radical de un Morales perpetuo

 


El gobernador de Jujuy presentó un vergonzoso proyecto de reformar la  constitución provincial, para perpetrarse en el poder


Búsqueda solapada de habilitación para forzar una nueva reelección, con la ambición de perpetuarse al frente del gobierno provincial. Intento de restringir aún más la protesta social y concentrar más poder. Sobreactuación en el marco de la interna de Juntos por el Cambio para mostrar quién encabeza la competencia por más mano dura. Palabras más, palabras menos, esas son los principales críticas que cosechó entre la dirigencia opositora de Jujuy el anunció del gobernador Gerardo Morales, presidente de la UCR a nivel nacional, de reformar la Constitución provincial.

El senador nacional del FdT Guillermo Snopek lamentó que Morales “avance sobre lo único que no se había atrevido a tocar, que es la Constitución de nuestra provincia”. “Parece que ni los incendios hicieron que frenara su ambición de perpetuarse en el poder”, ironizó. Añadió que “ni él se cree lo de ser candidato a presidente y por eso arma esta reforma tramposa: todos los que defendemos la democracia y las instituciones tenemos que manifestar su rechazo”. Snopek destacó ante la prensa que “parece un chiste de mal gusto que Morales, en este contexto, haga este tipo de anuncios. Detrás del proyecto está su ambición de contar con un nuevo mandato”. Reiteró que ante las nulas chances de aspirar a la presidencia “nos toma a los jujeños como plan B y lanza esta reforma”.

“Desde el bloque Juntos por Jujuy nos vamos a oponer porque entendemos que no es el momento oportuno de instalar una modificación de la Carta Magna”, señaló la diputada provincial Mariela Ferreyra. “Hace algunos años (Morales) decía que si hay reformas es porque hay corrupción o algo para ocultar, por eso creemos que ahora se debe atender la grave crisis que atraviesan los trabajadores jujeños, quienes están financiando el pago de las facturas de luz”, que tuvieron un fuerte incremento en agosto. Le legisladora cuestionó que la pretendida reforma "le va a costar a la provincia más de mil millones de pesos" mientras "Jujuy ya no vive en democracia, se ha desdibujado totalmente la división de los poderes. Eso lo podemos ver con la designación de los jueces. Hay una intromisión de la política en la Justicia”. Sobre el discurso de “institucionalizar la paz social” con medidas como “prohibir el indulto a las personas que incurrieren en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento”, Ferreyra dijo que “cada vez habrá más presión para las voces disidentes, las cuales intentan ser acalladas” por el caudillo radical. “En la actualidad hay multitudinarias movilizaciones en Jujuy porque la gente no puede pagar la luz y salen a las calles a protestar. Al gobierno jujeño no le alcanza con las denuncias contravencionales que realiza”, apuntó.

Desde el Frente de Izquierda de Jujuy manifestaron que la reforma anunciada “pretende eternizar un régimen de pobreza, precarización laboral y saqueo de los recursos naturales, legalizando la mano dura y barriendo con las libertades democráticas elementales”. El diputado nacional Alejandro Vilca señaló que “Morales solo piensa en su carrera presidencial y anuncia esta reforma constitucional. 100% alejado de los problemas del pueblo trabajador jujeño. Solo quiere competir con Macri o Bullrich para ver quién es más mano dura. Hay que enfrentarlos”.

“En la batalla por encabezar el proceso de inflación penal que se desató en los últimos días, Gerardo Morales notó que no puede cambiar el Código Penal para cercenar libertades democráticas, entonces quiere modificar la Constitución provincial y criminalizar la protesta allí”, enfatizó por su parte la diputada Myriam Bregman.

Sebastián Copello, dirigente del FIT jujeño, advirtió que “la reforma constitucional de Morales es un operativo reaccionario para blindar un Estado represivo de mano dura contra el pueblo. El gobernador pretende dictar ‘el fin de la historia’ consolidando un régimen cuasi dictatorial donde están cercenadas todas las libertades democráticas”. Sobre los supuestos avances de la gestión de Morales, afirmó que “la herencia de la que habla el gobernador es un aumento de la pobreza del 65%, los índices de precarización laboral más altos del país y salarios de hambre para docentes y estatales. En lugar de resolver estos problemas quiere consolidarlos con mano dura”.

“Morales propone que vivamos con una Constitución de sus sueños, donde nadie le reclame. Donde nadie ejerza los derechos laborales y previsionales. Como en la dictadura o como se vive en los tabacales o ingenios, sin derecho a reclamo. Sin respetar la Constitución Nacional, sin derechos y garantías. Hoy anuncia su sueño reelectoral", sostuvo por su parte la diputada provincial del FdT Alejandra Cejas. La legisladora advirtió que al gobernador “no le va bien con los números en Nación” y por eso “se queda en Jujuy, para seguir ofreciendo sueldos miserables, palo y oscurantismo”.

El diputado provincial Emanuel Martín Palmieri (Frente de Todos- PJ) calificó al proyecto de “demagógico" y coincidió en que Morales busca perpetuarse en la gobernación. “Acá están encubriendo una reelección por dos mandatos más”, advirtió. Indicó que eso podría hacerse con “una cláusula transitoria o una interpretación que pudiera hacer el nuevo Tribunal de Justicia” respecto a que sería una nueva Constitución y “habiendo jurado (Morales) con una Constitución anterior, se le estaría permitiendo un nuevo mandato”. En cuanto a los puntos propuestos sobre la administración de justicia, Palmieri aseguró que "la propuesta solo es para darle un marco constitucional a su brazo ejecutor y disciplinador que es el Ministerio Público de la Acusación”. También cuestionó la denominada “institucionalización de la paz”. Dijo que se trata de una propuesta demagógica porque “hay la libertad de expresión y de tránsito que ya están constituidos y establecidos en la Constitución Nacional y reconocidos, que no puede abolir. Hay un principio de supremacía constitucional que ninguna norma de inferior rango o jerarquía puede modificar”. “Es una venta de humo el proyecto porque no tiene un fin para hacer una modificación de fondo para reforzar las instituciones de la provincia, la vida democrática, ni la división de poderes, ni la República, solo busca consolidar su poder, concentrarlo aún más. En este intento de reforma no veo otro fin, solo busca su reelección”, insistió.


Fuente: Pag 12 / y PDBA

.
.
.

Lo más leído: