.

Petroleras invertirán US$700 millones en proyecto de gas en la Cuenca Austral


Se trata del proyecto gasífero offshore Fénix, frente a las costas de Tierra del Fuego, que con un compromiso de inversión de US$ 700 millones sumará 10 millones de metros cúbicos diarios (m3d) por espacio de 15 años.

El consorcio que conforman la petrolera Total Energies, Wintershall y Pan American Energy, anunció este lunes la aprobación de la decisión final de inversión para el desarrollo del proyecto gasífero offshore Fénix, en la Cuenca Austral frente a las costas de Tierra del Fuego, que con un compromiso de inversión de US$ 700 millones sumará 10 millones de metros cúbicos diarios (m3d) por espacio de 15 años.

Fénix es parte de la concesión Cuenca Marina Austral-1 (CMA-1), un proyecto gasífero offshore que se encuentra a 60 kilómetros de la costa en el sur del Mar Argentino.

La francesa Total es la compañía operadora con una participación del 37,5%, junto a firma alemana Wintershall Dea, que también posee el 37,5% de las acciones, y la argentina Pan American Sur, con el 25%.

El avance del diálogo entre las empresas con el Gobierno nacional ya se había dado a conocer semanas atrás cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, realizó una serie de anuncios para el sector en la ciudad de Neuquén.

En aquella oportunidad, se acordó la inclusión del proyecto Fénix en el marco de la Ley 19.640 sancionada en 1972 que estableció un régimen fiscal y aduanero específico para la provincia de Tierra del Fuego, y del Decreto 1049 de 2018, que incorporó algunas excepciones y beneficios para aquellos proyectos considerados como "nuevos emprendimientos hidrocarburíferos".

En los mismos términos, las empresas ratificaron el proyecto durante la visita de Massa a la ciudad Houston en Estados Unidos, el viernes 9 de octubre, en lo que fue el preámbulo de la oficialización de la aprobación de la inversión por US$ 700 millones.

En qué consiste el proyecto


El desarrollo del yacimiento Fénix comprenderá la perforación de tres pozos horizontales, desde una nueva plataforma automatizada ubicada en el mar, donde la profundidad del agua es de 70 metros.

El gas producido será transportado a través de un nuevo gasoducto de 35 kilómetros hasta la plataforma Vega Pleyade, perteneciente al consorcio CMA-1, y procesado en tierra en las instalaciones de Río Cullen y Cañadón Alfa, también a cargo del mismo consorcio.

Una vez puesto en marcha, lo cual está previsto para principios de 2025, Fénix producirá durante más de 15 años alrededor de 10 millones de metros cúbicos diarios adicionales de gas natural, equivalentes a 70.000 barriles de petróleo por día.

El proyecto Fénix contribuirá a mantener el nivel de producción del consorcio CMA-1 y garantizar el suministro de gas al mercado argentino, el cual se realiza a través del Gasoducto General San Martín que atraviesa la Patagonia hasta la zona centro de la provincia de Buenos Aires.

En la actualidad, los cuatro yacimientos de gas Cañadón Alfa, Aries, Carina y Vega Pléyade producen en CMA-1, suministrando ya el 16 por ciento de la demanda de gas natural de Argentina.

Danny Massacese, Upstream Managing Director de Pan American Energy, sostuvo que "esta inversión que se pondrá en marcha con el consorcio CMA-1 para el desarrollo de Fenix tendrá un doble efecto positivo para el país".

Por un lado "permitirá el incremento de la producción de hidrocarburos y a su vez reducirá las importaciones de Gas Natural Licuado, generando un impacto positivo en la balanza comercial y un mayor crecimiento de la actividad económica del país", agregó Massacese.

En el mismo sentido, Thilo Wieland, miembro del directorio de Wintershall Dea, responsable para América Latina, sostuvo que "este es un paso importante para Argentina, y todos los socios involucrados. Fénix es un proyecto de gas natural de gran envergadura, que aportará a largo plazo importantes volúmenes de gas natural durante más de 15 años al suministro energético del país".

En el mismo sentido, Manfred Böckmann, Managing Director de Wintershall Dea Argentina, resaltó que "el proyecto es particularmente eficiente y, por lo tanto, incrementa el valor, en tanto estará vinculado a la infraestructura existente offshore y onshore, lo que también minimizará su impacto medioambiental", además de tener un "efecto dominó en la cadena de suministro".

En abril pasado, el Gobierno nacional por espacio de 10 años -desde el 1° de mayo de 2031 para adelante- la concesión de explotación de hidrocarburos otorgada a tres empresas privadas sobre la Cuenca Marina Austral (CMA), correspondiente a los lotes de explotación Argo, Aries, Carina, Fénix, Orión, Orión Norte, Orión Oeste y Vega Pléyade, en las proximidades de Tierra del Fuego.

Esta superficie cuenta con un caudal de producción de gas natural del orden de 20 millones de metros cúbicos por día, representando entre 13,8% (2011) y 16,7% (2020) del total del gas natural producido en el país.

.
.
.

Lo más leído: