.

La diputada provincial del Frente de Todos, Susana González celebró la Ley Ángel Azul

 


Destacó la reglamentación del proyecto presentado en 2019, que posibilita a tres mil niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo tutela del Estado puedan acceder a la cobertura del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA).


González, celebró la reglamentación de la Ley Ángel Azul, la cual posibilita a tres mil niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo tutela del Estado puedan acceder a la cobertura del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA). Expresó que sus beneficiarios “van a poder gozar de un servicio integral de salud con las especialidades que requieren”.

La legisladora manifestó que la medida del proyecto impulsado por ella a mediados de mayo de 2019, le “genera mucha alegría porque por fin la ley va a ser ejecutiva”.

“Se sancionó hace más de un año y estuvimos bastante tiempo en poder determinar quién iba a ser el órgano de aplicación, si era IOMA o el Ministerio de Desarrollo, hasta que Andrés Larroque tomó la posta y lo puso bajo su Ministerio en el organismo de Niñez”, señaló Gonzalez.

Además, precisó que esta área tendrá “la obligación de informar no solamente las bajas sino también las altas de todos los niños y las niñas que están con medida de abrigo bajo la tutela del Estado argentino”.

El proyecto Ángel Azul, que toma su nombre de la Asociación Civil que hace más de dos décadas asiste a niños sin hogar en La Plata. “Por fin estos niños y niñas van a poder gozar de un servicio integral de salud con las especialidades que requieren. No es que el sistema público no se las ofrezca, pero todos somos conscientes de que conseguir un turno con un psicólogo infantil en un hospital público puede demorar meses”, destacó González.

Y agregó: “Estos son niños que están en extrema vulnerabilidad, mayoría son violentados; abusados o abandonados y que requieren tratamiento continuos y sostenidos”

Gonzáles recordó que “no hay que olvidar que son niños que no tienen una mamá y un papá que pueda ir a un hospital a pedir un turno, acompañarlo y contenerlos en el trayecto de su atención”.

“Están institucionalizados y son muchos en los hogares. Muchas veces, ese turno se hace cuesta arriba conseguirlo y, además que ese turno se trasforme en un tratamiento siempre con el mismo profesional. Pasa mucho con las adolescentes, que están institucionalizadas, que cuando tienen que ir a una ginecóloga en una oportunidad las atiende un médico y luego otro”, subrayó.


Infomiba

.
.
.

Lo más leído: