.

Carrió recalienta la interna en JxC: "Lo que causa escándalo es la verdad"


 

Había arremetido duramente contraHoracio Rodríguez Larreta, Cristian Ritondo, Emilio Monzó, Gerardo Milman, Gerardo Morales, Facundo Manes, Rogelio Frigerio y María Eugenia Vidal y fue repudiada.


Luego de sus explosivos dichos en contra de muchos de los referentes de Juntos por el Cambio, y del repudio masivo del resto de los partidos de la alianza opositora, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, recalentó hoy la interna al sostener que "lo que causa escándalo es la verdad". 

"La imbecilidad, según la Real Academia, es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo ‘poco patriarcal’. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos", sentenció en su cuenta de Twitter, en un mensaje metafísico.

Carrió había arremetido duramente contra líderes como Horacio Rodríguez Larreta, Cristian Ritondo, Emilio Monzó, Gerardo Milman, Gerardo Morales, Facundo Manes, Rogelio Frigerio y María Eugenia Vidal.

"En el gobierno de María Eugenia Vidal, la connivencia, la amistad y eventualmente los negocios entre Ritondo y Massa fueron absolutos", había denunciado, por ejemplo, en una entrevista televisiva.

También dijo que "lo de Frigerio apoyando a todos los candidatos massistas en las provincias y denigrando a los de Juntos por el Cambio en 2019 lo vi yo y se lo dije a Macri".

"Frigerio tenía una consultora antes donde trabajaba con los gobernadores y les dio todos los fondos de infraestructura federal.

La crisis del sector público de Nación es del 20%; el resto es de las provincias. ¿Quién les dio el dinero? Frigerio", fustigó la ex diputada nacional.

"La caja de Aysa era de Frigerio. Él me puso una amante en la lista de Capital y yo les dije: ‘Señores, yo me bajo si no me sacan a la amante de Frigerio, que estaba de testaferro de Frigerio en Aysa’", disparó, revelando una confidencia personal.

De Frigerio también indicó que en Salta tenía como candidato en 2019 al actual gobernador Gustavo Sáenz, cercano al massismo.

Y de paso criticó a Gerardo Morales por tener como vice a un dirigente que militaba en el Frente Renovador como Carlos Haquim.

En tanto, Carrió recordó que únicamente Mauricio Macri y ella fueron los que se plantaron en contra de una alianza con Sergio Massa.

"Cuando Patricia Bullrich dice que no tiene nada que ver, tiene razón, pero a ella le están armando Monzó y Milman; los dos estuvieron con Massa", acusó.

"¿De qué vive Monzó? ¿Por qué tiene una casa en Martindale (country club) y un piso en Montevideo si ya no tiene el sueldo de diputado?", preguntó.

También Carrió cuestionó a Rodríguez Larreta por ser "amigo personal de Massa". "Pero estoy segura que no está en ninguno de estos negocios; ¿está?", preguntó con sorna.

Tampoco estuvo exento de ser blanco de sus críticas críticas el neurocirujano radical, actual diputado, Facundo Manes,

"Cuando fui a una fiesta de la Fundación Ineco, de Facundo Manes, entre los patrocinadores estaban el gobierno nacional, el Banco Macro. Todos los negocios de Salta, Corrientes, Misiones, Chaco son con Macro. Es un escándalo", dijo.

Sobre el sentido de sus señalamientos contra líderes opositores, justificó que "a Juntos por el Cambio esto le hace bien porque se va a tener que purificar".

Carrió también se manifestó en contra del acercamiento de Patricia Bullrich a Javier Milei: "La gente que habla de compra y venta de órganos, y la compra de niños, rompe la moral estoica, griega, religiosa, es un horror".

"Parece que soy terrible en tiempos no electorales y en tiempos electorales, cuando nada queda y la corrupción avanza, me llaman la reserva moral. Eso es un uso. Ojalá le sirva todo esto a la Nación para reflexionar qué quiere; si quiere salir de verdad, que nos ayuden a purificar Juntos por el Cambio. Si no quieren, yo no estoy ahí. Pero mátenme para que no tenga voz", reflexionó, a modo de advertencia.


NA
.
.
.

Lo más leído: