.

Guerra fría en el Senado bonaerense: reunión sin quórum y teléfonos apagados


El clima de trabajo en las comisiones del Senado bonaerense se volvió a tensar. Reunión sin quórum, teléfonos apagados y cólera en la oposición de Juntos. Una “guerra fría” con consecuencias peligrosas.

A horas de una nueva sesión, el clima de trabajo en las comisiones del Senado bonaerense se volvió a tensar en las últimas horas. Todo ocurrió en la comisión de Asuntos Municipales, que preside el radical David Hirtz, donde los senadores del Frente de Todos le mojaron la oreja a sus pares de Juntos orquestando un faltazo masivo, apagando los teléfonos y retirando el quórum para que sesione el cuerpo.

A la salida de la fallida reunión los senadores opositores mostraron sorpresa, montaron en cólera y prometieron ‘vendetta’. Sucede que no hubo contactos formales, sino apenas un aviso mediante un asesor oficialista que, a media mañana del martes, avisó la decisión de vaciar la reunión de la comisión de Asuntos Municipales, Descentralización y Fortalecimiento Institucional. Para colmo de males, el senador Eduardo “Bali” Bucca decidió apagar el teléfono.

Para esa altura, los integrantes de Juntos ya habían partido desde sus distritos hacia La Plata para participar de la reunión que estaba prevista en la agenda oficial del Senado bonaerense. Por caso, Hirtz recorría las siete horas, que separan el distrito de Adolfo Alsina, en el sur bonaenrese, de donde es oriundo, hasta el Palacio Legislativo de la capital de la provincia de Buenos Aires.

Nos sorprendimos porque veníamos trabajando un orden del día ‘tranquilo’, los temas venían de reuniones anteriores e iban a ser analizados, pero no despachados. Había una cantidad de expedientes que había que girar a archivo y otros tantos de beneplácito, pero a último momento avisaron que no se iban a hacer presentes”, reveló Hirtz a Diputados Bonaerenses.

En efecto, de acuerdo a lo que pudo reconstruir este medio, hubo un ida y vuelta previo respecto al orden del día que iba a considerar la comisión de Asuntos Municipales, al que, por pedido del peronismo, se le incorporaron proyectos del senador Luis Vivona y de la massista Sofía Vanelli. Además, había un principio de acuerdo para realizar una ronda de expositores para empezar a analizar el proyecto de reforma a la ley de nocturnidad.

Teníamos invitados oradores para discutir el proyecto de nocturnidad, estábamos todos de acuerdo en avanzar en el análisis y traer oradores, pero luego el Frente de Todos desistió de traer los expositores que ellos mismos solicitaron”, lamentó el exintendente boina blanca y dejó en claro que “los más perjudicados son los bonaerenses”.

Hirtz contó que “el argumento del asesor fue que no había sido tenidos en cuenta en el armado del orden del día, que era simple, sin conflictividad y al que se le agregaron proyectos oficialistas”. “Salí a las 6.30 de la mañana y llegué cerca de las 13 horas, pero eso es habitual en mi tarea, acá los más perjudicados son los bonaerenses”, contó Hirtz a este medio.

Los senadores de Juntos que, como Hirtz, llegaron hasta el Salón Antonio Cafiero de la Cámara alta, hablaron de “falta de códigos”. “Durante el trayecto de mi viaje llamé varias veces al senador Bali Bucca, le dejé dos mensajes pero nunca atendió, quería saber en qué consistían las diferencias, pero no tuve suerte”, se quejó Hirtz.

Ni el país ni la provincia está para dilapidar tiempo y dejar de lado cuestiones importantes, íbamos a definir a una agenda de trabajo para avanzar en el estudio de la autonomía municipal. Todo el oficialismo está transitando un momento muy complejo hacia adentro de su propio espacio y evidentemente también se manifiesta hacia afuera”, disparó Hirtz.

Senado bonaerense: peligrosa “guerra fría” en comisiones

La mala noticia es que la pelea en Asuntos Municipales vuelve a espesar el clima de trabajo en las 26 comisiones permanentes del Senado bonaerense, cuerpos clave para garantizar la llegada de los proyectos al recinto de la Cámara alta que se reparten el Frente de Todos y Juntos por partes iguales.

Diputados Bonaerenses anticipó tempranamente que por la composición de los cuerpos de trabajo en este 150° período legislativo, que quedaron con presidencias y mayorías cruzadas, el normal funcionamiento de las comisiones iba a requerir de un diálogo fluido, acuerdos y mucha buena voluntad por parte de las bancadas. Sin esos tres requisitos, la actividad parlamentaria en la Cámara alta se podría ver fuertemente resentida.

Pero los problemas no nacieron en Asuntos MunicipalesLa punta del ovillo de la “guerra fría” que mantiene el peronismo con la oposición en el Senado bonaerense se encontró en la primera reunión ordinaria de la comisión de Eduación, que tiene a cargo la kirchnerista María Reigada, según contó en absoluta soledad este medio.

A comienzos de junio en la primera reunión de EducaciónJuntos se quejó con el mismo argumento que ahora usó el peronismo en Asuntos Muncipales: afirmó que el orden del día no había sido consensuado. El resultado fue que Juntos le retiró el apoyo a un puñado de textos de declaración del oficialismo, pero, pese a todo, le garantizó el quórum al peronismo.

Ese episodio despertó algunos mini capítulos de la “guerra fría” en comisiones. El Frente de Todos en algunos cuerpos le devolvió las gentilezas a Juntos, rechazando iniciativas de declaración del bloque opositor. Sin embargo, todo parecía haber quedado ahí, hasta este martes cuando se volvió a reactivar la pulseada en las comisiones.

En un Senado bonaerense donde 22 de las 26 comisiones permanentes tienen presidencias y mayorías cruzadas, y donde el recinto exhibe una absoluta paridad, la “guerra fría” que volvió a agitar el Frente de Todos, no puede deparar nada bueno, salvo que se extienda la grave parálisis que atravesó la Legislatura en el inicio de este período parlamentario.

Ojala eso no suceda.


Diputadosbsas.com,ar

.
.
.

Lo más leído: