.

De Mendiguren: "Esta inflación no la arregla ni un ministro ni un gobierno"


El titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior consideró que el mundo atraviesa un período inflacionario particular, al que no se le ve una solución clara, y en el que Argentina se insertó en un contexto muy desfavorable, con los precios en alza y las reservas vacías.

El presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio De Mendiguren, consideró que "la inflación no la arregla ni un ministro ni un gobierno", y propuso avanzar en un amlio acuerdo político porque la situación que atraviesa la Argentina es "muy particular".

Para el funcionario cercano a Sergio Massa, en lo inmediato hace falta “serenar la situación”. “Hay que trabajar sobre las expectativas. Dejar de fogonearlas, no echarle nafta al incendio”, dijo. En este sentido, apuntó con firmeza contra “las 15 manzanas de la city porteña que especulan”, y consideró que son los responsables de “descompensar las variables económicas”. “Las especulaciones de las 15 manzanas de la City nos lleva a estas crisis. Nos descompensan las variables económicas. Del otro lado está la Argentina real, la productiva, que padece la especulación financiera, que está andando en otro andarivel, en otro clima de lo que pintan”, aseveró el “Vasco”.

Luego, el industrial aseguró que continúa “trabajando en el tema productivo, con empresas concretas". "Veo la industria donde a pesar de lo que uno escucha todos los días, sigue con índice arriba del 5 por ciento de crecimiento, bajando las tasas de desempleo". "El campo, que parecería que está en un momento terrible, tiene de los mejores precios en los últimos tiempos", enfatizó el dirigente.

En este sentido, remarcó que "la inversión está creciendo" y destacó que "hubo 1.500 millones de inversiones en cuatro días. Un sector que se nos quiere plantear que está en crisis no tiene esas inversiones”.

De Mendiguren pidió poner en contexto este proceso inflacionario, ya que consideró que “no es típico”. “Por su gravedad requiere un abordaje distinto. Los países del mundo, con economías estables, sin inflación, están con crisis alimentarias, energéticas, una suba de precios en su pico desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Si los países estables y sin inflación la cuadruplicaron, imaginate Argentina, que entró con el 54 por ciento de inflación a esta crisis, que no tuvo ni guerra ni pandemia. Todos los países asistieron, emitieron, no dejaron caer la economía. Fijate nosotros que entremos sin reservas y con default en pesos y dólares. No se puede dejar de analizar esto
”, finalizó.

.
.
.

Lo más leído: