.

Con empresarios, Guzmán anticipó un decreto a favor de inversiones energéticas


 

El ministro de Economía participó del Consejo Interamericano de Comercio y Producción y se refirió a los objetivos del gobierno sobre "seguridad energética y alimentaria". Manifiesto apoyo del círculo rojo en una semana de tensiones en el Frente de Todos.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó este jueves que «acelerar el desarrollo energético será transformacional para la economía» porque permitiría aumentar la competitividad de los sectores productivos, equilibrar la balanza de pagos y también «reducir los subsidios energéticos para fortalecer al Estado» desde lo fiscal.

El titular del Palacio de Hacienda, al exponer en el marco de un encuentro organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), aseguró que «cambió la agenda en el mundo y cambió la agenda para la Argentina», lo que genera «una mirada con positivismo sobre el país» que brinda «una oportunidad histórica sobre el rol que podrá ocupar en la seguridad energética y la seguridad alimentaria».

«Argentina y toda la región, que debe trabajar junta, tienen una gran oportunidad para acelerar el desarrollo del sector energético. Esto sería transformacional para nuestra economía porque transforma lo productivo al tener otros costos y aumentar la competitividad de la industria y sectores que hoy generan mucho empleo pero también demandan divisas», explicó el ministro.

Pero también, entendió, resulta «transformacional desde lo macro porque el desarrollo energético genera divisas per se y ayuda en la balanza de pagos, y en lo fiscal porque una de las formas que permite reducir los subsidios energéticos es bajar los costos de producción de la energía y eso fortalece al Estado».

Ante un auditorio de empresarios entre los cuales se encontraban varios del sector energético, el ministro se refirió a cuatro grandes lineamientos que sigue la actual gestión de gobierno para el desarrollo de la industria, el primero de los cuales consideró «fundamental seguir avanzando en condiciones de una mayor estabilidad macroeconómica y financiera».

También mencionó la importancia de contar con «las condiciones de infraestructura que le permita al sector tener un desarrollo a otra escala de producción y la inversión», un punto en el cual definió a la construcción del gasoducto troncal Néstor Kirchner como «el proyecto para toda la economía argentina más importante de estos años que en todas sus etapas que va a fortalecer la capacidad de transporte».

Guzmán volvió a referirse al desafío de «completar capital doméstico con capital extranjero» e ir «adaptando ciertas regulaciones para permitir un escalamiento significativo de la inversión», en particular una «adaptación de las regulaciones de capital para el sector energético que se va a canalizar en un decreto presidencial».

Finalmente, el ministro reiteró que el gobierno avanzará en el trabajo con el sector privado «para que la Argentina produzca GNL, también con marcos de reglas de juego que sean robustos, estables, con el apoyo de las distintas fuerzas políticas de la Argentina».

Apoyo empresario a Guzmán

Los empresarios nucleados en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) respaldaron la gestión del ministro de Economía, Martín Guzmán, y se comprometieron a seguir invirtiendo para consolidar el camino del desarrollo en un marco de previsibilidad.

«Seguimos convencidos que hay que trabajar en el camino de la certidumbre, con metas previsibles, con una gran convicción de afianzar el camino del desarrollo», señaló el presidente del Cicyp, Daniel Funes de Rioja.

El también titular de la Unión Industrial Argentina aseguró que acompañarán «el camino del desarrollo inclusivo y sustentable».

En la misma línea se manifestó el presidente de la Corporación América y vicepresidente del Cicyp, Eduardo Eurnekian, en cuanto al compromiso de «seguir invirtiendo» en el contexto de optimismo planteado por el ministro Guzmán.

Eurnekian cerró el evento con un brindis en la mesa principal, en el que manifestó que «el optimismo es el motor de los empresarios» para mantener sus planes de inversión.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss, aseguró a Télam que el sector «sigue creciendo» en forma ininterrumpida desde junio de 2020, con una planta de «400.000 operarios» que presenta dificultades para su ampliación por la dificultad para «conseguir mano de obra».

Otro de los representantes del sector empresario presente en el encuentro, el director de la firma Celulosa, José Urtubey, indicó que «el principal desafío del gobierno es que la coalición oficialista trabaje armónicamente».

«No es cuestión de nombres propios, sino de un concepto de trabajo participativo. El tema es cómo se resuelve y equilibra la macroeconomía», señaló Urtubey.

Por su parte, el presidente del Grupo Motta, Héctor Motta, firma líder en el sector avícola, remarcó que la empresa «invertirá este año US$ 50 millones para la apertura de dos nuevas plantas»

Participaron del evento que se realizó en el Hotel Alvear, entre otros empresarios y funcionarios, el Chairman de Pan American Energy Group, Alejandro Bulgheroni; el vicepresidente de Cabrales S.A., Martín Cabrales; el dirigente industrial Cristiano Rattazzi, el director ejecutivo de la UIA, Diego Coatz, y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, entre otros.


Tiempo Argentino

.
.
.

Lo más leído: