Cambios de Kicillof: Martín Insaurralde será el jefe de Gabinete


En sintonía con la reformulación del gabinete nacional, hubo modificaciones en los ministros de la provincia de Buenos Aires. Además de lo que será el arribo de Insaurralde; Leonado Nardini será el ministro de Infraestructura y Cristina Alvarez Rodríguez, la nueva ministra de Gobierno.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció este domingo que Martín Insaurralde será su nuevo jefe de gabinete; mientras que Leonado Nardini será el ministro de Infraestructura y Cristina Alvarez Rodríguez será la nueva ministra de Gobierno.

En tanto, Carlos Bianco -hasta ahora jefe de Gabinete- será Jefe de Asesores del Gobierno y Agustín Simone -ministro de Infraestructura- tendrá a su cargo el Instituto de la Vivienda.

En un comunicado, desde el Poder Ejecutivo bonaerense se precisó que "el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dispuso esta tarde la reformulación del gabinete provincial de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia".

Desde el Gobierno se remarcó que "con el objetivo de fortalecer la gestión provincial para dar las respuestas necesarias a las y los bonaerenses, y en consonancia con el recambio realizado por el presidente Alberto Fernández en el gabinete nacional, el Gobernador ha tomado estas determinaciones para que desde mañana mismo se ponga en marcha esta nueva etapa".

En el mismo marco, Kicillof agradeció "inmensamente el empeño y la labor realizada por Teresa García", quien hasta hoy se desempeñaba como ministra de Gobierno.

Los cambios en el gabinete de la provincia de Buenos Aires se concretaron dos días después de los implementados por Alberto Fernández a nivel nacional.

Con nuevas figuras en el organigrama ministerial, el Gobierno tiene previsto para la etapa de la pospandemia del coronavirus profundizar políticas de incentivo a la producción económica y el empleo para acelerar la reactivación.

En paralelo, el mandatario busca fortalecer el enfoque territorial y, con ese propósito, eligió a dos intendentes del conurbano con amplio conocimiento de las problemáticas bonaerenses y a una dirigente política con vasta experiencia y recorrido en la gestión del distrito.

Nardini e Insaurralde vienen de lograr victorias en las PASO para el Frente de Todos: el primero obtuvo en Malvinas Argentinas el 47,86% de los votos contra el 28,98% de tres listas de la alianza opositora Juntos; mientras que el segundo cosechó en Lomas de Zamora un 43,27% contra el 33,20% de las dos nóminas de Cambiemos.

"Hace varios días había anticipado que iba a haber cambios en mi gabinete, en vistas de lo que ocurrió electoralmente y de cara a lo que viene, que es un período de reactivación de la economía", graficó el mandatario.

En esos encuentros, según se informó oficialmente, el mandatario evaluó "las principales demandas y necesidades de los vecinos y vecinas de los distritos para desarrollar medidas que brinden respuestas adecuadas" y, de ese modo, "fortalecer y recuperar su acompañamiento".

Durante una entrevista exclusiva con Télam el martes pasado, el gobernador se había referido a posibles cambios en su gabinete al afirmar que en la provincia de Buenos Aires tenía "a disposición esa posibilidad para reforzar todas las áreas que precisamente esta situación que es tan especial necesitan impulsarse más".

En ese contexto, el mandatario había analizado que para revertir el resultado de las PASO en las elecciones generales de noviembre próximo "es necesario acelerar la reactivación, dar respuestas y cuidarle el bolsillo a la ciudadanía".

"Vamos a trabajar para eso porque necesitamos un acompañamiento para lo que se viene, que es una verdadera reconstrucción después del neoliberalismo agravado por la pandemia", puntualizó Kicillof durante la entrevista con esta agencia.

En ese sentido, sostuvo que "con la salida del coronavirus, el problema está en la recuperación del trabajo, de los ingresos y en la desaceleración de los precios".

"Evidentemente, al salir de la pandemia, la situación de buena parte de la sociedad es complicada en lo económico. Creo que la respuesta a eso tiene que ser abocarse al crecimiento de los ingresos y a la reparación del daño que hizo el coronavirus, sobre todo en los sectores más golpeados. A eso nos vamos a dedicar, más ahora que la vacunación está avanzada", razonó el mandatario.