Denuncian a 19 frigoríficos por irregularidades en la exportación de carne


La Aduana informó que las empresas declararon mercadería en forma incorrecta con el objetivo de reducir la carga tributaria y subfacturar ventas.

La Aduana denunció a 19 frigoríficos por haber realizado supuestas operaciones fraudulentas de exportación de carne. Las multas totales impuestas por el organismo de control y fiscalización que depende de la AFIP alcanzan un monto de 5,8 millones de dólares.

La investigación oficial permitió detectar que los 19 frigoríficos declararon mercadería en forma incorrecta con el objetivo de reducir la carga tributaria y subfacturar ventas. Las supuestas irregularidades de los exportadores de carne bovina se enmarcan en lo que se conoce como “declaración inexacta”.

Los frigoríficos denunciados declararon exportaciones de hueso y carne no apta para consumo humano, mercadería que paga un 5 por ciento de Derechos de Exportación. Sin embargo, la fiscalización realizada por la Aduana detectó que se trataba de alimento apto para consumo humano, productos que tienen una alícuota del 9 por ciento. “La maniobra fraudulenta implica un perjuicio fiscal para el Estado y también un menor ingreso de divisas”, señaló el organismo a través de un comunicado.

Las exportaciones de las firmas denunciadas tuvieron como destino más de 10 países diferentes, pero los embarques se despacharon fundamentalmente hacia China y Hong Kong.

La investigación del organismo encabezado por Silvia Traverso comenzó a mediados de marzo de 2021 durante una verificación física de contenedores con carne para exportar realizada por el área de Investigaciones de la Aduana. Los productos estaban declarados como mercadería no apta para el consumo. Durante la verificación física, los agentes aduaneros advirtieron que los productos tenían características que daban cuenta de que podría tratarse de carne para consumo humano. 

Con esa hipótesis, se realizó el control documental donde surgió que los permisos de embarques de las exportaciones de 5 frigoríficos contaban con la certificación del Senasa que avalaba que se trata de carne apta para el consumo humano. Finalizada esa primera etapa de la investigación, se avanzó con corroborar todos los permisos de embarques de exportaciones que habían salido del país como si se trataran de mercadería no apta para el consumo desde marzo de 2020.

Además de la presunta maniobra de evasión impositiva, al declarar exportaciones de productos que tienen un menor valor en el mercado, las maniobras también implicaron un retaceo en el ingreso de divisas al mercado cambiario. Las denuncias contra los frigoríficos se dan tanto por el perjuicio fiscal al Estado como por ingresar al país determinada cantidad de divisas menor a los que efectivamente correspondía.

La Aduana recordó además que la semana pasada actualizó los valores referenciales de exportación de carne bovina. La medida forma parte de los instrumentos desplegados para identificar operaciones de subfacturación en las exportaciones. “La decisión coordinada junto con el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura establece nuevos precios de referencia para distintos cortes en el marco del diálogo permanente con distintas cámaras representativas del sector privado”, se informó. 

P12