NOTICIAS POLÍTICAS E INSTITUCIONALES - DESDE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA

Carolina Píparo complicada por su propio testimonio


Los abogados de los jóvenes atropellados expresaron que la legisladora incurrió en un falso testimonio adelantaron que pedirán su imputación.

Se complica la situación judicial de Carolina Píparo. Tras sus declaraciones del día de ayer, este miércoles la querella ratificó que la legisladora incurrió en un falso testimonio y adelantó que pedirá su imputación, delito por el que podría obtener hasta cuatro años de prisión. Mientras tanto, la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata postergó para mañana la audiencia para definir la situación procesal de Juan Ignacio Buzali, el marido de la legisladora, imputado y detenido por intento de homicidio.

Este martes, Píparo declaró ante la fiscal María Eugenia Di Lorenzo que instruye la causa en la Unidad Fiscal N° 17 e insistió en que se trató de un accidente. Ante la prensa, en tanto, ratificó esta postura y se refirió a que vivió «una emboscada» de motociclistas.

En su primera declaración, Píparo había denunciado un robo cometido por motociclistas la madrugada del 1 de enero, en calle 47 entre 15 y 16. Luego de estos hechos, según el relato de la legisladora, se dirigía junto con su esposo a realizar la denuncia en su Fiat 500L, cuando fueron «interceptados» por quienes creyeron que eran quienes los habían asaltado, por lo que comenzaron a seguirlos por la ciudad, embistiendo a una de las motos en 21 entre 39 y 40, desde donde escaparon sin asistir a los dos jóvenes que resultaron heridos.

En las declaraciones ante la fiscalía a las que pudo acceder Diario Contexto, Píparo ratificó sus primeras declaraciones y se refirió al momento en que embisten a los dos jóvenes sin demasiada claridad. «Nosotros veníamos en un seguimiento a unos 40 o 50 km por hora de velocidad, siempre con las motos a una cuadra más adelante. En un momento la perdemos de vista, no se en qué calle. Mi marido dobla donde entiendo yo que piensa que pueden estar y a los pocos segundos las volvemos a divisar. Cambia radicalmente la situación, porque siento que las motos disminuyen su velocidad», relató la diputada. «Yo siento que disminuyen la velocidad para encerrarnos. Me sentí encerrada», afirmó.

Consultada por los abogados de la querella sobre su primera declaración, donde afirmó que «cuando nos encontramos con las motos encima, quisimos escapar de esa situación», Píparo sostuvo que se refería «a la emboscado de un delito» que «sintió» y si bien pensó que los motociclistas tenían armas, no vio las mismas.

En este marco, la diputada sostuvo que una de las motos realizó una «maniobra», un «movimiento con la moto» delante de su auto, por lo que quisieron huir de la situación. «Mi marido intenta salir por un costado y embiste la otra moto», sostuvo. «El lugar por donde quiso escapar mi marido es el derecho», detalló.

Consultada por los abogados de las víctimas, Píparo afirmó que no llamó al SAME para asistirlos y que no siente que hayan arrastrado a nadie. «Cuando yo estaba escapando de las cuatro motos llamé al 911 pero no al SAME, lo único que me importaba era salvar mi vida», sostuvo.

Su abogado Fernando Burlando, en tanto, le preguntó si «se ubica bien en la ciudad de La Plata», a lo que Píparo responde ser «una persona desorientada geográficamente». Hecho que fue cuestionado por la fiscal, quién preguntó si es platense y cuántos años vivió en la ciudad. «Nací en La Plata y viví 14 años en la ciudad», manifestó la diputada. Esta pregunta no es casual, ya que las declaraciones e inconexiones entre las calles mencionadas y las registradas en el material fílmico del hecho habían sido duramente cuestionados por la querella.

Tras estas declaraciones, los abogados de uno de los jóvenes afirmaron que pedirán la imputación por falso testimonio al detectar “contradicciones” en el relato de Píparo.

En declaraciones a La Mecha por Radio Provincia, Juan Fontana dijo que “la declaración brindada ha causado más dudas que certezas. Fue confusa. Se encontraba muy nerviosa. Decía una cosa y se contradecía con lo que se puede ver en el video. Y en tres horas de declaración no ha podido describir, con claridad, el hecho por el cual su marido se encuentra detenido”.

Fontana destacó que “en los videos que son de público conocimiento, en ningún momento se ve que hubo una emboscada como ella manifiesta. Así que realmente o está confundida o realmente nos mintió”.

Por su parte, Juan Manuel Beluardo, otro de los abogados representantes del particular damnificado, explicó que “creemos que sí se puede acusar a Píparo de falso testimonio porque más allá de que esté comprendida dentro de las generales de la ley, también está el artículo 275 por el que la ley castiga el falso testimonio. Está advertida de que no puede declarar en contra del imputado, que es su marido, pero tampoco puede mentir. No está siendo indagada. En la indagatoria se puede mentir. Pero en la testimonial no».

En ese marco, agregó que “Píparo ya tuvo dos declaraciones. Una por el robo y otra por el hecho vial donde nosotros entendemos que hubo contradicciones muy claras basándonos en la mecánica del hecho en sí que se ve en el material fílmico”.

El material fílmico del 1° de enero cedido por la Municipalidad de La Plata no contiene el momento del robo ni el momento del accidente. En el primer video, se ve al auto de Píparo y Buzali persiguiendo a un grupo de motociclistas por el centro de La Plata. En el segundo, se ven los momentos después de embestir a los jóvenes y darse a la fuga, con el resto de los motociclistas persiguiendo al auto para detenerlo.

Un testimonio clave es la llamada de una vecina al 911, que pone también en jaque la supuesta emboscada. Fue la mujer que informó a emergencias que «un auto atropelló a una moto y se dio a la fuga». La vecina expresó en aquel momento que «un vehículo chocó a una moto y siguió. Lo están siguiendo otras motos».

«La moto quedó enganchada debajo del auto de Píparo, venía tirando chispas cuatro cuadras y la gente les pedía que paren», detalló al respecto uno de los abogados días atrás, quien agregó que la mujer y su marido «hicieron una carrera alocada por toda la ciudad de La Plata, poniendo en riesgo muchas vidas, acelerando a fondo y pasando semáforos en rojo».

Tras pedir la renuncia de la funcionaria, el Frente de Todos de La Plata presentó en el Concejo Deliberante un pedido de informes respecto al operativo de seguridad desarrollado la madrugada del 1° de enero, para determinar el rol en este hecho. Vale recordar que Buzali y Píparo atravesaron dos controles de seguridad sin control de alcoholemia alguno.

La oposición pretende ser informada si «las Secretarías de Convivencia y Control Ciudadano, la Secretaría de Políticas Públicas, Seguridad y Justicia, la Secretaría de Salud y el SAME, desarrollaron en conjunto o separados los controles de seguridad vehicular, alcoholemia y de prevención viral» durante las fiestas. En este marco, exigieron saber los horarios, la cantidad de vehículos controlados y secuestrados, las infracciones y las alertas recibidas por el SAME.


D.Contexto