NOTICIAS POLÍTICAS E INSTITUCIONALES - DESDE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA

COVID-19: el gobierno de Rusia anunció que la vacuna se podrá producir en Argentina


Así lo adelantó el ministro de Salud ruso durante la presentación de la vacuna Sputnik V ante las Naciones Unidas.


El gobierno de Rusia anunció hoy el lanzamiento oficial de la vacuna Sputnik V y a su vez confirmó que Argentina, quién recibirá 25 millones de dosis entre diciembre y enero, podrá participar de la producción de manera local, según confirmaron las autoridades rusas.  

Así lo adelantó el director general de Russian Direct Investment Fund (RDIF), Kirill Dmitriev, la empresa a cargo de su desarrollo de la Sputnik V, fue quien confirmó que podrá producirse en el país.

Dmitriev sostuvo que el objetivo de Rusia es “generar un espíritu de asociación y trabajo en conjunto, así que países como India, China, Corea, Brasil y Argentina, entre otros, podrán producir la vacuna en sus territorios”.

Además, ratificó la eficacia de Sputnik V es de 91,4% y que es la más barata de las presentadas hasta ahora, con un costo de menos de 10 dólares cada una de las dos dosis necesarias para lograr la efectividad.

Otro de los puntos a tener en cuenta es la temperatura para su traslado. La vacuna rusa necesita conservarse entre los 2 y 8 grados, un dato clave para el operativo que tendrán que llevar a cabo los países para diseñar sus planes de vacunación.

En la presentación ante las Naciones Unidas, Dmitriev recordó que la Sputnik V logra su eficacia a los 7 días de la segunda dosis y 28 días después de la primera pero que el porcentaje de 91,4 por ciento podría llegar al 95 por ciento luego de 42 días.

También recordó que la vacuna rusa se basa en un adenovirus, el mismo utilizado desde 1953 para combatir el ébola, que más de 40 países que “representan el 40 por ciento de la población mundial expresaron interés” en la Sputnik V y que 1.200 millones de dosis ya fueron producidas.

Vale recordar, que el Gobierno nacional había anunciado que el acuerdo con Rusia le garantizaba la disponibilidad de 25 millones de dosis de la Sputnik V, a las que se sumarán otras 22 millones de dosis del convenio con AstraZeneca, la vacuna desarrollada con la Universidad de Oxford, Reino Unido.