NOTICIAS POLÍTICAS E INSTITUCIONALES - DESDE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA

Alquileres más caros, protocolos y reintegro

Todavía no saben si, efectivamente, podrán alquilarlas: cuando faltan poco más de dos meses para el inicio de la temporada de verano, recién se están definiendo protocolos sanitarios para el Covid-19, lo que dificulta tomar reservas o firmar contratos. Pero, incluso así, los precios que manejan para cuando reciban el visto bueno estarán hasta entre un 20 y 50% por sobre los de 2019. Precisamente, por esa incertidumbre, los contratos incluyen una cláusula de reintegro, en el caso de que se vuelta a una cuarentena estricta. 

La situación varía mucho de región en región e, incluso, de municipio en municipio. En Mar del Plata, por caso, ya tienen todo preparado. Solo esperan que la Provincia autorice para empezar a tomar reservas. "No se alquila hasta que la Provincia apruebe el protocolo -que lo hacía por estas horas-. Estamos recibiendo una cantidad enorme de consultas, pero a todos los decimos lo mismo, que no sabemos si los inquilinos van a poder entrar en la ciudad", dice Miguel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata.

Aunque los precios todavía no están del todo definidos, Donsini dice que serán de alrededor de un 30% más que hace un año. Así, un departamento de un ambiente costará desde $ 23.000 la quincena. El de dos ambientes arrancará en $ 30.000 y un chalet, $ 45.000. Todas las reservas y los contratos incluirán una cláusula de reintegro en caso de que se vuelva a una cuarentena estricta.

MEDIDAS DE HIGIENE

El protocolo sanitario establece que las unidades deberán permanecer libres durante 24 horas entre un alquiler y el siguiente para poder desinfectar. El plazo mínimo de alquiler será de siete días. Antes del ingreso de un nuevo turista se deberá realizar una limpieza y desinfección a fondo de las camas. Se sugiere lavar las colchas y frazadas con jabón o detergente y con agua lo más caliente posible. También se aconseja el uso de almohadas descartables o que el locatario lleve la suya.

En Cariló, los precios estarán, en promedio, un 50% arriba de los de la temporada pasada. Aunque, todavía, no está definido cómo se operará durante las vacaciones, las inmobiliarias dicen que hay un impulso muy grande de la municipalidad para que sea lo más exitosa posible. "Decidimos alquilar nuestros departamentos por 13 noches y dejar 30 horas entre la salida de un inquilino y el ingreso del siguiente para poder desinfectar con vapor. Además, vamos a hacer un hisopado en distintos puntos de las unidades para asegurarnos de que no haya rastros de sars-cov-2, sino de ningún otro virus o bacteria", dice Joaquín Bustillo, socio de Celtis Cariló.

Además, se decidió suspender las amenities que ofrecen habitualmente en temporada, para evitar la aglomeración de personas. Así, aunque el edificio tenga pileta o gimnasio, el acceso estará vedado. Los precios arrancan en $ 190.000 una unidad para cuatro personas por las 13 noches. Hasta el momento, ya tomaron reservas para cerca del 30% de las unidades que administran. "Ya hablamos con cada uno de los propietarios para que sepan que, si hay una decisión del Gobierno de volver a un confinamiento, tendremos que devolver lo que nos pagaron. Además, si alguno se contagia mientras está en Cariló y debe cumplir cuarentena, le ofreceremos otra opción de inmueble al inquilino que llega después", agrega.

En Córdoba, todavía están esperando que haya definiciones sobre qué va a pasar en el verano. La zona de las sierras ya perdió uno de los momentos turísticos más importantes del año, la Fiesta de la Cerveza, que debería haberse realizado en la primera semana del mes. "Estamos pidiendo que se habilite aunque sea la llegada de turistas de dentro de la provincia, pero nadie confirma nada. Ahora dicen que la temporada podría empezar el 1 de enero, pero oficialmente no llega ninguna confirmación", señala María Eugenia Diviú, de la Inmobiliaria Diviú, que opera en la zona del valle de Calamuchita.

La corredora agrega que reciben muchas consultas todos los días, pero la falta de certeza les impide tomar reservas. En caso de que todo llegue a buen puerto, se podrá conseguir una casa de dos dormitorios por entre $ 3000 y $ 3500 la noche, un incremento de alrededor del 40% con respecto a un año atrás. "Si, finalmente, se habilita el turismo, creo que va a ser una buena temporada, porque la gente está muy cansada de la cuarentena", vaticina.

En tanto, en Bariloche, ya empezaron a tomar reservas para el verano. Una casa para una familia tipo se podrá alquilar por alrededor de u$s 150 por noche. Aunque, en dólares, los precios están cerca de un 40% abajo que hace un año, en pesos el incremento llega al 70% si se toma la cotización del dólar paralelo. "Lo que notamos es que mucha gente está buscando propiedades grandes, para compartir con otros miembros de la familia. En caso de una cuarentena, eso les permitiría hacerla todos juntos", cuenta Alejandro Ferrara, dueño de Ferrara Propiedades.

Si se llegara a volver a fase 1, ofrecerán que el dinero pagado quede a cuenta para más adelante. En algunos casos, se podría devolver lo abonado. "Las reservas las estamos cobrando en dólares. Así se puede devolver un valor justo pase lo que pase con el peso o dejarlo pago para el año que viene", concluye.

Fuente: El Cronista