Gastronomía: podría cerrar el 40% de los locales si no hay reapertura pronta

La pandemia y el cierre de comercios de gastronomía en el Gran La Plata hicieron estragos en el sector, desde sonde explican que, de no existir una apertura controlada en los próximos 40 a 60 días, podrían cerrar para siempre el 40 por ciento de los bares y restaurantes de la Ciudad.
Así lo explicó a EL DÍA el presidente de la Cámara de Empresarios Gastronómicos platenses PULPA, quien espera una pronta sanción de la ley que debe tratar la Legislatura bonaerense para ayudar al sector a aliviar la situación de empresas, que dan trabajo a 7.000 empleados en forma directa en el Gran La Plata y soportan el día 118 con persianas bajas. Apenas desde hace un tiempo tienen el delivery, con el que no alcanzan a facturar el 10 por ciento de lo que tenían antes del 20 de marzo.
Los números coinciden con una encuesta que realizó a nivel provincial la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Pastelera de la Ciudad de la Plata y su Zona de Influencia, en la que se midió a 90 distritos bonaerenses y desde donde remarcaron que muchos comercios ya bajaron las persianas y calculan que más de un 70% no pudo acceder a los beneficios estatales, según relató a este medio el presidente de la entidad, Claudio Aguilar. Y coincidió en la cifra aportada por PULPA. “Cuando se pueda normalizar la situación, seguramente un 40% de los locales gastronómicos no volverá a abrir”.
En tanto, Leuzzi sostuvo que “si nos permiten abrir aunque sea al 50% cumpliendo los protocolos, podemos pensar para adelante. Pero no queremos que se hagan pavadas como en otros distritos, donde se propone usar vajilla de plástico, que daña el medio ambiente. La que usamos, de loza o vidrio, se lava y se rocía con alcohol al 70%. También con el uso de alcohol en gel, distanciamiento social, poner desinfección en los baños y que tomen la temperatura al ingreso. Hay 7.000 familias involucradas en la Región en restaurantes, bares y cervecerías, más los puestos de trabajo indirectos en proveedores y profesionales. Por eso necesitamos que se apruebe pronto la ley provincial, mientras tanto cada uno paga como puede los impuestos, alquileres y los sueldos, con la ayuda de los ATP”.
En tanto, Aguilar le explicó a este medio que “la gastronomía tiene un problema que no es sólo local, con una caída de la facturación promedio del 80%. Apenas el 21% de los dueños pudo pagar los sueldos en forma completa. Algunas medidas son buenas, como los ATP, pero para acceder a los beneficios que ofrece el Estado el dueño tiene que tener todo al día y hoy es muy difícil. La mayoría tiene cerrado y los servicios siguen siendo muy caros en el Gran La Plata y el resto de la Provincia y hoy se acumulan deudas. Si seguimos en esta cuarentena vamos a tener muchos locales que no podrán reabrir”.

El Día / Esteban Pérez Fernandez