El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Internación domiciliaria: evalúan el futuro del sector


Durante una reunión, el presidente de CAMEID y el diputado nacional Pablo Yedlin hablaron sobre la historia de la internación domiciliaria y analizaron el futuro del sector.
El presidente de la Cámara de Empresas de Internación Domiciliaria de la Provincia de Buenos Aires (CAMEID), el doctor Nicolás Galoppo, mantuvo una reunión con el diputado nacional por Tucumán, Pablo Yedlin, para conversar sobre distintos puntos relacionados al ámbito de la salud.
Durante el encuentro, el titular de la Cámara le contó al diputado –que es Vicepresidente 2º de la Comisión de Acción Social y Salud Pública- su visión sobre la actualidad del sector y el camino que se ha recorrido hasta lograr la consolidación en Argentina de este método de tratamiento médico.
En ese sentido, el presidente de CAMEID explicó que la internación domiciliaria se instaló en Argentina hace más de 30 años, como “un método superador para la recuperación de pacientes” y que uno de los principales fuertes es que “asegurando estándares de calidad y de profesionalismo, una persona se recupera o mejora su calidad de vida cuando está en su entorno familiar”.
Asimismo, recordó que el servicio está incluido en el Programa Médico Obligatorio (PMO) desde el año 2002, junto con las prestaciones básicas esenciales garantizadas por los Agentes del Seguro de Salud y que, desde ese entonces, proliferaron las empresas que brindan cuidados con distintos niveles de complejidad.
Galoppo también le relató al diputado que 15 años atrás, cuando comenzó a trabajar en el sector, no había marco regulatorio y que debían usar uno de emergencias: “En ese entonces el servicio contemplaba sólo un médico, un enfermero y una ambulancia”. Y aseguró que si bien desde ese entonces hubo avances significativos, “aún queda mucho camino por recorrer”.
Por otro lado, el presidente de CAMEID contó que actualmente, en la provincia de Buenos Aires les prestan servicio a cerca de 15 mil pacientes, lo cual implica “un volumen aun mayor de personas a las que se le proveen empleo, cubriendo cualquier patología, desde pediatría hasta adultos mayores”.
Galoppo adelantó que, de cara al futuro, su anhelo es poder expandir el servicio de CAMEID a otras provincias, para que cada vez más pacientes puedan acceder al mismo.
Yedlin, por su parte, dio su opinión respecto de la internación domiciliaria y explicó que le parece “un sistema que ayuda a ahorrar costos en el sector de salud”. Asimismo, sostuvo que apuesta a que este servicio crezca cada vez más. En ese sentido, ambos coincidieron en la necesidad de aunar voluntades en pos de mejorar la calidad de la atención para todos los argentinos.