El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Malestar entre afiliados del IOMA

Un cambio en la modalidad de cobertura de los estudios de laboratorio generó en las últimas semanas confusión y quejas entre afiliados del IOMA, quienes sienten que se les ha limitado la prestación. Si bien el cambio en el mecanismo aplicado para los análisis no es nuevo, dado que comenzó a regir en marzo del año pasado, sus efectos comenzarían a hacerse evidentes ahora al acercarse el cierre del primer período anual.

“La semana pasada fui a hacerme los estudios de sangre que me indica el médico dos veces al año por mi hipotiroidismo y en el laboratorio me dijeron que IOMA no me los cubría porque supuestamente había excedido mi cupo anual. Nunca me había pasado una cosa semejante ni nadie me lo avisó. Conclusión, a pesar de que aporté toda la vida a IOMA, tuve que terminar pagando 800 pesos de mi bolsillo para no tener que esperar cinco meses a que se cumpliera el año calendario”, cuenta María Angélica, una afiliada que hoy vive de su jubilación.

El suyo no fue ciertamente un caso aislado. Varios afiliados del IOMA se comunicaron durante las últimas semanas con este diario para denunciar situaciones similares y en la propia obra social reconocieron haber registrado algunos reclamos también. Si bien la mayoría de ellos coincidían en el malestar por un cambio en las reglas que nadie les informó, lo cierto es que el IOMA hizo pública la medida en su momento al comenzar a aplicarla.

Como figura en el sitio web de la entidad, el cambio de modalidad surgió a partir de un convenio suscripto el año pasado con la Federación Bioquímica de la Provincia (la responsable de auditar estos estudios) “para facilitar la atención y agilizar prestaciones a los afiliados”. El acuerdo estableció que, en lugar de tener que autorizar cada práctica de laboratorio como se requería hasta entonces, los beneficiarios comenzarían a disponer de trece prácticas de autorización automática por año calendario.

El convenio, actualmente en vigencia, prevé además que el cupo de trece prácticas de laboratorio de autorización automática puede extenderse hasta 24 o 36 por año cuando las patologías de los beneficiarios lo requieran, en cuyo caso las órdenes médicas son auditadas on line para su aprobación.

Al ser consultados ayer por los reclamos en torno al cambio de normativa, voceros del IOMA explicaron que “no ha habido ninguna modificación en el convenio suscripto el año pasado”, por lo que “no debería haber cambios en la manera en que se brindan las prestaciones” desde entonces. “Tampoco se han recibido reclamos que adviertan acerca de alguna decisión unilateral de la Federación Bioquímica, como por ejemplo un cambio en los criterios de autorización de las prácticas, o en los tiempos que insume esa gestión”, señalaron al aclarar que “los pagos a la Federación Bioquímica se encuentran al día”.