Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

viernes, 14 de julio de 2017

Llegó a la República de los Niños un avión que protagonizó la historia argentina

 


El intendente Julio Garro recibió hoy al histórico avión Boeing 737–200 que, tras un intenso operativo de traslado desde Ezeiza, llegó a la República de los Niños para formar parte de las nuevas atracciones del predio. 

La incorporación de la aeronave forma parte del nuevo aeropuerto del predio en el marco de las obras de refundación de la República de los Niños, que contemplan la puesta en valor de todos sus espacios, el reacondicionamiento de sus más de 20 edificios, la renovación de las concesiones gastronómicas y la actualización de la propuesta educativa del predio. 
El traslado del Boeing implicó la ejecución de un extraordinario operativo de logística que se puso en marcha alrededor de las 9.30 de la mañana, cuando la aeronave comenzó a moverse en Ezeiza con rumbo al predio de Camino Belgrano y 501. 
La movilización de la aeronave se llevó a cabo en un tráiler diseñado para aviones que fue escoltado por fuerzas de seguridad a lo largo de todo el trayecto, así como de vecinos de todas las localidades atravesadas por el operativo de traslado; mientras se contemplaban distancias, accesos, maniobras y tendidos eléctricos, entre otras consideraciones. 
El avión, que cuenta con una longitud de 34 metros, un peso de más de 28 mil kilos y 118 asientos; es la única en la historia argentina que antes de dejar de volar en 2007, funcionó en las tres configuraciones: llevó a los soldados de Puerto Madryn a las Islas Malvinas en el contexto de la guerra, trasladó pasajeros en vuelos comerciales y luego fue adaptada para cumplir el uso presidencial. 
Cabe destacar que la República de los Niños contará con otro avión: una réplica de un Boeing donde funcionará un simulador único en Argentina, con capacidad para 30 personas, que fingirá los efectos reales de un vuelo. 
Ambas aeronaves estarán instaladas en el renovado aeropuerto del predio, con hangares hechos a nuevo, una pista de aterrizaje de 35 metros de largo, reacondicionada e iluminada con luces originales de Ezeiza y una torre de control armada con un radar símil original. 
Para terminar de ambientar el espacio, se construyó un mini cine en el ingreso para que los chicos puedan ser instruidos en cuanto a la seguridad en la aviación y en caso de accidentes y una oficina de chek-in para que vivan su propia experiencia antes de abordar el avión.

Política - Télam