Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

martes, 13 de diciembre de 2016

Buenos Aires lidera el ranking de provincias tomadoras de deuda

 

La deuda bonaerense marcó en 2016 lo que parece una hoja de ruta para el gobierno PRO deMauricio Macri y que la administración bonaerense de María Eugenia Vidal, a través del ministro de Economía, Hernán Lacunza, siguió al pie de la letra: tomar deuda en mercados externos en dólares para hacer frente más a las urgencias de caja que a las prometidas obras, ejecutadas a cuentagotas.

Ese modus operandi de aprovechar el sesgo market friendly del Gobierno, tras años de vaivenes de la era CFK en la relación con los mercados, permitió que la mayoría de los gobernadores recurriera a los mercados internacionales para hacerse de fondos, que, en mayor o menor medida, sirvieron para financiar déficits estructurales o, mejor dicho, gasto corriente (pago de sueldos), según revela Letra P.

Entre las provincias que más deuda emitieron en lo que va de 2016 están al tope Mendoza y Buenos Aires, que son las que tienen el mayor nivel de endeudamiento y la mayor participación en los mercados financieros.


En los primeros diez meses del año, nueve provincias habían emitido deuda por U$S7.060 millones y a la cabeza está Buenos Aires, con U$S 3.000 millones, y aún no terminó de colocar el endeudamiento 2016.



En todas las administraciones se consolidó un perfil inequívoco: la mayoría volvió a endeudarse en dólares. Pocos tuvieron en cuenta el llamado “efecto Trump”, que llevó a encarecer en el último mes las colocaciones en moneda estadounidense, previniendo los hombres de negocios y los directores de los organismos financieros que será una época de cierre y lucha para acceder a los dólares. El triunfo del empresario de derecha republicano disparó el costo del dinero en las plazas internacionales y lo encareció un 20% en apenas un mes. Y todavía no asumió. En ese lapso, las tasas saltaron de 6 a 7,50 por ciento.

Además, en el mercado local el dólar trepó de $15,05 promedio en octubre a los $15,88 que marca la cotización oficial de este martes, lo que encarece la operatoria.

RÁNKING. Según indica un estudio del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), tomando los pasivos de los 24 distritos del país, el stock de deuda por ciudadano de Neuquén asciende a $8.200 pesos y se ubica por encima de Formosa ($7.500), Río Negro ($6.694), Jujuy ($6.370), Chaco ($4.908), Santa Cruz ($4.529) y Buenos Aires ($4.439). Entre las menos endeudadas, figuran Santiago del Estero ($326), Santa Fe ($392) y la Pampa ($464).

El stock de deuda supera la mitad de los ingresos provinciales anuales en Buenos Aires (60%), Río Negro (58%) y Jujuy (56%), en otras provincias es la contracara: La Pampa (2%), Santiago del Estero (3%), Santa Fe (5%) y San Luis (6%).

En los primeros diez meses del año, nueve provincias habían emitido deuda por U$S7.060 millones y a la cabeza está Buenos Aires, con U$S 3.000 millones (aún no terminó de colocar el endeudamiento de este año). La siguen la ciudad de Buenos Aires, con U$S 900 millones; Córdoba, con U$S 875 millones, y Chubut, con U$S 700 millones.

El stock de deuda provincial rondaba los $256.000 millones el año pasado y este año trepó a los $343.000 millones, un 33,9% más, según el estudio.

La redolarización de la deuda de los estados provinciales se da en un contexto de endeudamiento general y déficit en alza desde que Macri asumió, hace un año. Da cuenta, además, de un giro político. El Gobierno accedió a que las provincias se endeudaran en el exterior para paliar el desequilibrio fiscal de la mayoría. Tomar deuda afuera sólo es posible con autorización del Poder Ejecutivo nacional.

Volviendo al plano local, la última colocación que hizo el gobierno bonaerense llevó la marca anual a que el 70% de la deuda de la provincia de Buenos Aires proviniera del mercado de capitales, cuando pidió en octubre pasado U$S 750 millones en los mercados tras la emisión de un bono a ocho años por US$ 1.250 millones en marzo y de los bonos a tres y diez años por un monto total de U$S 1.000 millones en junio.

Esa colocación de 750 millones de dólares equivalía a $11.298,75 millones a una cotización oficial de $15,065 por dólar.

Ahora, algunos gobernadores decidieron dar marchas atrás en colocaciones que iban a hacer en dólares en estos días por el encarecimiento de los mercados. Por caso, el entrerriano Pablo Bordet, que, según información oficial, iba a usar la plata para pagar aguinaldos.

Volviendo a territorio bonaerense, la consultora Delphos reafirmó que el nivel de endeudamiento provincial es alto, pero destaca que la Provincia presenta una economía más diversificada con una participación superior en el PBI nacional.

ENDEUDAMIENTO. En medio de este panorama, el gobierno de Vidal empuja para sacar un Presupuesto 2017 con un endeudamiento que orilla los $100.000 millones. El ministro Lacunza advirtió que el gobierno provincial necesita que la Legislatura apruebe la autorización de endeudamiento por unos $60.000 millones para "evitar un ajuste feroz". Pero a eso hay que sumarle otros ítems, como colocaciones de Letras y Bonos, que llevan la necesidad de financiamiento a la cifra antes indicada.

Por eso, la Provincia parece encabezar lo que es una cruzada macrista en el funcionamiento del gasto público: más deuda y más mercado. Para muestra, puede señalarse que, mientras que en 2015 la deuda representaba el 26% de los recursos totales de las provincias, en lo que va del año ese porcentaje trepó al 29%, según revela el Cippec. Y, según estimaciones oficiales, el déficit consolidado de las provincias subirá del 0,9 por ciento del PBI, que es la marca del año pasado, al 1,3% de este año.

Por ahora, las provincias subsisten con un delicado equilibrio de endeudamiento y auxilio del gobierno central. Esto se corrobora con números oficiales que indican que la mayoría de los gobernadores debió recurrir a adelantos de coparticipación para financiar gasto corriente durante todo el año.