Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

lunes, 17 de octubre de 2016

Ensenada, entre un pase con ruido y una caliente interna radical

 

Un intenso movimiento de fichas se percibe en el arco opositor ensenadense donde las fuerzas nucleadas en Cambiemos velan armas para las generales del 2017, en que buscarán aumentar la cantidad de concejales propìos y marcar el camino hacia 2019 en que volverán, alentados por el desgaste del oficialismo y la posibilidad del crecimiento propio, a enfrentar al kirchnerista Mario Secco. Y en medio, se asegura que es “cuestión de días” el pase de una concejal massista al espacio Cambiemos a partir del acuerdo que esa fuerza tiene con el Partido Fe, del Momo Venegas, según publica El Día.

En ese marco, la interna de la UCR del 23 de este mes aparece como una instancia clave puesto que permitiría -señalan diferentes fuentes- ordenar el frente interno que hoy aparece dividido por el tironeo entre su actual presidente, Luis Podio y el último candidato a intendente, Gustavo Asnaghi aunque en rigor se asegura que la pelea de fondo es entre Podio con el referente radical Luis “Gordi” Ferella. Desde este último espacio suelen ironizar con que Podio “hasta hace poco era afiliado al GEN”.

Como se recordará, el radical Gustavo Asnaghi encabezó el año pasado la lista de Cambiemos en Ensenada y los votos alcanzados por esa boleta permitieron a la UCR regresar al Concejo Deliberante después de mucho tiempo sin representación en ese ámbito. Así, asumió el edil Emilio Canutti (del sector de Podio) que comparte (aunque con algunas diferencias) la bancada Cambiemos con la macrista Fernanda Ivelli quien en los últimos tiempos ha mantenido durísimos enfrentamientos con el ultrakirchnerismo con varios incidentes de por medio.

En los corrillos de la interna radical se asegura que el sector de Podio considera que de ganar la interna que se viene ganaría también el derecho al primer lugar en la lista de candidatos a concejales de 2017 aunque otras fuentes sostienen que la dirigencia provincial que encarna Daniel Salvador vería “con mejores ojos” que sea Asnaghi quien vaya en primer término por una banca en el Concejo ensenadense “como forma de iniciar el camino a la intendencia en 2019” .

ESPECULACIONES

Voceros radicales señalaron que “el crecimiento de Asnaghi sumado el desgaste del ultrakirchnerista Secco plantean un escenario favorable para que Ensenada cambie”.

A partir de esto en las últimas semanas florecen las especulaciones y denuncias cruzadas como, por ejemplo, que el 30% del padrón radical ensenadense compuesto por alrededor de 1.800 ciudadanos en condiciones de votar, está integrado por adherentes al intendente Mario Secco quien como se sabe llegó al kirchnerismo duro desde la transversalidad para conformar en Ensenada una fuerza compuesta por peronistas, socialistas, comunistas y radicales. “Secco va a poner el aparato para que gane Podio de manera de neutralizar la figura de Asnaghi a quien ya ve como su gran enemigo de 2019”, dicen las fuentes que, por lo demás, no creen que el actual intendente ensenadense vaya a cumplir con su anuncio de “último mandato” que lanzó a poco de iniciar su tercer gobierno.

Si Secco se candidatea otra vez va a perder mucha fuerza electoral y si el candidato es su hijo Nicolás o Luis Blasetti (presidente del Concejo Deliberante), directamente es pan comido”, se entusiasman los radicales y macristas en algunas de las reuniones informales que se dan previas a la interna.

Desde el sector de Luis Podio, en tanto, se critica al espacio referenciado en Asnaghi-Ferella a quien acusan de “colocar amigos en diferentes ámbitos del gobierno provincial” y ejercer un poder hegemómico en el Cambiemos ensenadense. Y como en una novela costumbrista las vidas se cruzan dándole más condimento a la controversia: “Ferella es primo de la secretaria privada del intendente Secco”, disparan desde el grupo opositor interno.

UNA MASSISTA A CAMBIEMOS

Pero más allá de la caliente interna radical, en el arco opositor ensenadense se mueven otras fichas que anticipan ruidosas instancias como, por ejemplo, el pase a Cambiemos de la concejal Marcela Lucena.

La esposa del ex intendente peronista Adalberto Del Negro ocupa una banca en el deliberativo ensenadense por el massismo, fuerza a la que abandonaría para enrolarse en el Partido Fe, del Momo Venegas y desde allí integrar el bloque de Cambiemos.

Pero la posible suma de un concejal no es lo único que por estas horas mantiene expectantes a los opositores ensenadenses: se habla cada vez más fuerte (sobre todo en la zona de El Dique) de la posibilidad de que otro histórico massista, Vicente Pachuli Ignomiriello siga los pasos de Lucena.

De confirmarse una o ambas versiones, el mosaico massista de Ensenada también acusaría un cimbronazo con vistas a 2017 y 2019 y, según coincidieron diferentes observadores, dejarían en el horizonte inmejorablemente posicionados a los actuales concejales Valeria Fernández Eguía, que ya tuvo su oportunidad como candidata a intendente en el último comicio y a Walter Scheffer, otro massista histórico sobre quien sus allegados hace ya tiempo admiten que “está en las gateras” para la carrera por la intendencia.

Política - Télam