Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Qué piensa el radical PRO encargado de formar a la dirigencia

 

Por Diego Estévez

“En las próximas elecciones, el cambio del sistema electoral va a llevar a muchos dirigentes a dejar los cargos que ocuparon durante demasiados años”, predice Fernando Bogado, titular del Instituto Nacional de Capacitación Política (INCaP). Y asegura aLetra P que esto forma parte de un proceso que se inició en los comicios de 2015, donde “la sociedad jubiló a una dirigencia política, porque hoy los que votan son los hijos de la democracia y no quieren dirigentes eternos”.

Bogado, oriundo de Baradero y de origen radical, está al frente del organismo nacional encargado de “formar y/o perfeccionar -en conocimientos políticos- a dirigentes y miembros de partidos políticos, agrupaciones políticas, gremios y sindicatos, organizaciones no gubernamentales y organismos del tercer sector, entidades de la esfera educativa y académica, dependencias estatales de los tres niveles de gobierno, representaciones y delegaciones extranjeras en el país y a toda la ciudadanía insertada en algún canal institucional”, según se explica en el sitio oficial de esta oficina del Ministerio del Interior.

El funcionario le imputa al kirchnerismo el uso de las estructuras y los recursos del Estado para fines partidarios, propone el fin de las reelecciones indefinidas pero solo para cargos ejecutivos (en la provincia de Buenos Aires, la ley sancionada recientemente a partir de un acuerdo entre el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y la gobernadora María Eugenia Vidal, alcanza a los puestos legislativos) y defiende la reforma política que impulsa el presidente Mauricio Macri,específicamente, el uso de la boleta única electrónica, una herramienta que el jefe de Estado aplicó en la Ciudad de Buenos Aires, quiere llevar a todo el país y fue severamente cuestionada por expertos en informática que señalaron presuntas debilidades del sistema en materia de seguridad.

“Cuando llegamos acá, esto era un comité de campaña al servicio del Frente para la Victoria. Folletos, trípticos y todos los recursos humanos al servicio de candidatos de un partido. El INCaP había perdido todo sentido, el que le dio su origen, cuando se creó en los noventas. Nosotros nos propusimos federalizarlo y llevar la capacitación al interior, a gobiernos provinciales, municipales, a todos los dirigentes sin diferenciar partido ni ideología”.

En los últimos años, el INCaP estuvo a cargo de Juan Ignacio Mincarelli, el ex candidato a intendente de Berisso por el FPV que guarda un récord no muy envidiable: es el primer peronista que pierde una elección a intendente en ese distrito, una de las cunas del PJ.

El Instituto sigue de cerca las reformas electorales y políticas que impulsa el PRO, ya que es fuente de consulta para los dirigentes con necesidades de conocer el alcance de la Ley de acceso a la información, la reforma política y el voto electrónico.

Para Bogado, “la ley de acceso a la información cambia el paradigma de la administración pública porque la publicación on line de los actos de gobierno llevará a que se transparenten las gestiones. No se hará de un día para el otro, pero el que no vaya en esa dirección va a quedar afuera sólo, porque el elector va a exigir nuevas prácticas”, explica.

“Esto viene de la mano de una generación que se crió y votó en democracia, que no quiere mandatos interminables y que, con las nuevas tecnologías, exige más transparencia y mayor calidad democrática para evitar hechos de corrupción. La Nación ya votó esto. Ahora irán adhiriendo las provincias y los municipios”, señala el funcionario.

En las últimas elecciones, cambiaron gran cantidad de cargos electivos ejecutivos en todo el país: presidente, gobernadores e intendentes. Entre estos últimos, el 80% son sub 40. “Eso marca una idea de cambio y una necesidad de hacer otra política”, agrega.

REFORMA POLÍTICA Y BOLETA ÚNICA ELECTRÓNICA. Con respecto a la reforma política, Bogado sostiene que “el sistema va a ayudar a borrar picardías y fortalecer las instituciones. Por ejemplo, hoy existen sólo tres provincias que mantienen la ley de lemas, donde la mayoría muchas veces casi que no puede saber cómo ni a quién votar, ya que en el cuarto oscuro se encuentra con cientos de boletas. Esa gente quiere votar de otra manera”.

Por eso hace hincapié en la apuesta del Gobierno en migrar de la boleta papel al sistema de boleta única electrónica. “Ya tuvimos experiencias piloto en algunos distritos y nos fue muy bien. En 2017 se va a implementar en muchos lugares del país y esto avanzará progresivamente. Al contrario de lo que se cree, hay mucha aceptación en la ciudadanía común porque entiende que es un sistema más seguro. Un ejemplo muy claro lo vivimos en Margarita Belén, un municipio rural del interior del Chaco en el que hay mucha gente mayor y pueblos originarios. Nos decían que no se iban a adaptar al voto electrónico, pero la experiencia resultó 100% exitosa, con un porcentaje de participación muy alto. Este es el ejemplo más claro de que se puede aplicar en cualquier lugar”, repasa Bogado, y abunda: “En el siglo 21 no podemos dejar de lado la tecnología para algo tan importante como una elección. Por ejemplo, el recuento provisorio y el definitivo de las PASO de 2015 arrojó una diferencia de 300 mil votos. Eso es mucho, ya que puede cambiar una elección. Por eso hay que facilitar los datos en tiempo real y no esperara a que se judicialice, porque le quita transparencia al proceso”.

Consultado respecto al freno a las reelecciones indefinidas que se votó en la provincia de Buenos Aires, el funcionario entiende que “para los cargos ejecutivos es indudable que un límite es fundamental. Dos períodos y a tu casa. En cambio, para los cargos legislativos, a título personal digo que a veces no debería ser tan rígido, porque me parece que hay legisladores que llevan varios mandatos pero son muy valiosos en cuanto al funcionamiento de las legislaturas. Y puedo dar un ejemplo con un político de la oposición, como el senador Miguel Ángel Pichetto. Son lugares en los que lleva tiempo encontrar un buen funcionamiento y hay gente muy valiosa con experiencia que podría seguir aportando, como el ejemplo que doy”.

Bogado recuerda que el INCaP nació con un espíritu plural pero que en sus orígenes era muy elitista, con cupos para los partidos que tenían representación. “Sólo accedían los que estaban cerca de dirigentes políticos de altos cargos”, señala, y le apunta al kirchnerismo: “En los últimos años, se perdió el espíritu de formación con capacitadores para armar una maquinaria al servicio de un partido”.

Política - Télam