Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Tarifazo, subsidios, pérdidas y cortes: un combo energético explosivo

 

Por
Diego Estévez

Los usuarios de luz y gas viven el día a día con incertidumbre ante lo que se decida en la Justicia respecto al cuadro tarifario propuestocon aumentos del 400% por la administración de Mauricio Macri, una suba selectiva con topes que beneficia a los sectores más pudientes de barrios residenciales, que siguen pagando boletas bimestrales de dos dígitos; un impacto enorme en las cuentas de la clase media y una tarifa social que alcanza a 9 millones de personas. En el área del Gran La Plata, Edelap suma problemas y pérdidas y Camuzzi estalla en reclamos por el tarifazo mientras suma ganancias.

La demanda de los usuarios del sector energético es particularmente elástica por las condiciones climáticas, pero el problema más severo se encuentra en la oferta. Las inversiones, costosas y a largo plazo, fueron escasas en los últimos 13 años, entrampadas en un enjambre de subsidios cruzados y tarifas congeladas que empezó a tejer desde 2003 el gobierno kirchnerista desde el Ministerio de Planificación, que conducía Julio De Vido y que -en un contexto de inflación creciente- deterioró al sector al punto de dejarlo sin capacidad de abastecimiento y con un sistema flaco en mantenimiento. Hoy, en el área que dirige el ex Shell Juan José Aranguren, tratan de desentrañar cómo sincerar tarifas y hacer viable algo que, por ahora, no parece serlo en los números ni en las inversiones ni en las tarifas.

Pero hay datos que llaman la atención. Por ejemplo, que de las dos distribuidoras de energía del Gran La Plata, Camuzzi Gas Pampeana haya mostrado una ganancia de $90,8 millones en 2015, según surge del balance publicado por la propia empresa en su página web. Sin números disponibles de lo que va de 2016, la empresa, que realiza inversiones a costa de sus usuarios porque son ellos quienes las pagan antes de recibir el servicio, no parece mala la ecuación económica, más si se le suma a cuenta al menos parte del tarifazo anunciado y pendiente de resolución judicial.

Camuzzi puede mostrar un servicio menos conflictivo que el de Edelap, la empresa que brinda energía eléctrica al Gran La Plata y partidos aledaños. Cortes permanentes –el último viernes, un gran apagón afectó a la mitad del casco urbano de la capital provincial-, problemas de suministro y una red deficitaria conforman un panorama poco alentador para los usuarios cautivos de la empresa, que perdió una cifra millonaria en 2015.

Hace cinco años, la concesión de Edelap pasó de la órbita de la Nación a la Provincia y el cuadro de tarifas que se aplica desde entonces es casi diez veces superior a los de Edenor y Edesur, que distribuyen energía en la Ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano bonaerense.

Pero las boletas bimestrales de usuarios residenciales de Edelap orillan los $1.000 para una familia tipo, según datos del mercado corroborados por este medio.

En el balance de diciembre de 2014, el patrimonio de Edelap era negativo en 120 millones de pesos, lo que significa que, vendiendo todos sus activos, no podría cubrir sus deudas. Los resultados del ejercicio 2015 también arrojaron pérdidas. Según explicaron especialistas del sector a Letra P, la empresa sigue en declive y sólo puede sostenerse si la “banca” el gobierno de turno vía subsidios o impagos al Estado.

La empresa no parece sufrir la crisis en sus altas esferas: es propiedad del empresario Alejandro Macfarlane, CEO de Edenor durante ocho años y también director de Repsol YPF en los 90. Hoy es director del Banco Macro, deJorge Brito. Macfarlane es yerno del ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy.

Lo acompañaba el consultor y ex sciolista Fabián Perechodnik, quien perteneció al directorio de la compañía hasta el 10 de diciembre de 2015. Ahora es secretario general de Gobierno en la administración de María Eugenia Vidal.

Edelap presta servicios a más de un millón de habitantes en un área de concesión de 5.700 km2 que abarca a seis partidos de la provincia de Buenos Aires: La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio. En su página web no otorga datos relacionados con pérdidas o ganancias de la empresa ni de sus autoridades, que deberían ser de fácil acceso tanto para el público en general como para sus clientes cautivos.

Política - Télam