El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Las clínicas bonaerenses claman por una tarifa social

Los fuertes incrementos en las tarifas de los servicios que no son amortiguadas por el valor de sus prestaciones, congeladas en su valor desde el año pasado, ponen a las clínicas bonaerenses en estado crítico. Por tal motivo, la Federación de Clínicas de la provincia de Buenos Aires (Fecliba) está solicitando una tarifa social para que, así, éste sector pueda seguir brindando un servicio acorde con las necesidades de la población. Sin embargo, la Provincia se desentendió del reclamo al transferirlo a la órbita nacional

En diálogo con Letra P el titular de la entidad, Dr. Héctor Vazzano, manifestó: “En insumos que para nosotros son fundamentales como la luz, el gas y el agua, hemos tenido un incremento sustancial y es muy difícil absorber a esos costos. Hay muchos establecimientos que han tenido incrementos de cuatro o cinco veces sus costos y nosotros no podemos desenchufar ningún aparato tecnológico para dejar a un enfermo sin prestaciones”.

Al remarcar que persisten “con valores del año pasado” en las prestaciones, Vazzano detalló: “Recién hemos tenido un aumento de IOMA a partir de marzo, que no lo facturamos, de abril que sí lo facturamos pero todavía no lo cobramos, así que estamos con valores muy por debajo de lo que es el funcionamiento del sistema sanatorial en su conjunto y es una crisis muy seria porque somos los prestadores que atendemos el 50% de las prestaciones de agudos y yo no creo que si se caen nuestros prestadores, pueda el sector estatal absorber la demanda tan importante que tenemos en nuestro sector”.

AMPARO, UN PARCHE. Bajo este panorama, el presidente de Fecliba comentó que, en principio han asesorado a los establecimientos para que interpongan recursos de amparo, tal como sucedió en Azul y en Martín Coronado, donde fueron aceptados por los jueces.

Sin embargo, subrayó: “El recurso de amparo no es el trasfondo que buscamos, lo que buscamos es una tarifa social, que se justifique el bien social que estamos atendiendo que es la salud de la población y tener una tarifa acorde con nuestros ingresos, no queremos depender de recursos de amparo que son una cuestión extraordinaria que no nos sirven para nada porque pueden extenderse durante algunos meses y luego caemos otra vez en lo mismo”.

LA PROVINCIA DERIVA. Consultado sobre si obtuvieron algún tipo de respuesta de parte del Ejecutivo bonaerense, Vazzano comentó: “La Provincia nos dice que éste es un tema del nivel nacional. Dicen que la reglamentación es nacional y no hemos tenido ninguna respuesta. Hemos recurrido a la Confederación Argentina de Clínicas, la cual se ha reunido a nivel nacional con los organismos pertinentes pero hasta ahora no hemos tenido ninguna respuesta en concreto. Lo que pasa es que a la salud no se la considera una política de Estado y así estamos, con problemas de fondo no sólo en el sector privado, sino en el estatal también”.

Más allá de esto, el titular de Fecliba un duro diagnóstico de la realidad provincial en materia de salud: “Faltan profesionales, médicos de guardia, especialistas básicos como neonatólogos, anestesistas, o sea, la situación es crítica en el sector de la salud”.

En la misma línea, advirtió sobre una “mala inversión, no se han mantenido durante años las estructuras, donde, si bien se han hecho hospitales nuevos, son hospitales que no alcanzan a cubrir las expectativas de las necesidades de la población”.

DEUDAS, INCERTIDUMBRE Y CIERRES. “Queremos prestar el servicio que venimos prestando. Ahora, va a ser imposible prestar un servicio cuando estamos funcionando gracias a no pagar deudas fiscales que seguimos manteniendo”, describió Vazzano al tiempo que puso en duda el cumplimiento del aumento salarial acordado recientemente con los trabajadores del sector y que representan el 60% de los costos de un sanatorio: “No tenemos la seguridad de dar un aumento acorde para nuestros empleados”. En tanto, afirmó que ya existen “establecimientos que están cerrando. Venimos de un tiempo que vienen cayendo de a poco pequeños establecimientos del interior de la provincia”.

Vale señalar que Fecliba representa a 350 entidades, 240 de ellas con internación y más de 100 policlínicas sin internación. “Haremos todo lo posible para seguir atendiendo a la gente pero apelamos a la sensibilidad de los funcionarios, que se den cuenta que cuando se cae un establecimiento no se cae para el afiliado de IOMA o de PAMI, se cae para el que tiene plata en el bolsillo también”, sentenció Vazzano, quien informó que este martes habrá una reunión de Consejo de toda la provincia “para ver qué acción se toma tanto a nivel provincial como nacional”.