El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Se achicaría más el bloque de La Cámpora en Diputados



El éxodo en el bloque de diputados provinciales del Frente para la Victoria podría seguir en los próximos días. A los 13 legisladores que dejaron la bancada el jueves pasado -tras una larga crisis interna con sus pares de La Cámpora- le seguirían otro grupo de seis, entre los que se cuentan los referentes del Movimiento Evita.

La posibilidad de una nueva sangría circuló ayer con fuerza en la Legislatura bonaerense, en el marco de las repercusiones por el movimiento de “el grupo de los 13”. El jueves, ese grupo de diputados alineados, entre otros, con Daniel Scioli, Julián Domínguez y Florencio Randazzo formalizó la ruptura con sus pares del camporismo. Encabezados por el ex secretario privado de Kirchner Walter Abarca, decidieron formar una bancada propia, que llevará como nombre FpV-PJ.

Ahora, el bloque del FpV quedó con 23 integrantes de los 36 originales y un perfil en el que predominan los diputados y diputadas de La Cámpora. Pero podría perder nuevos miembros. En el centro de las especulaciones está un grupo de seis diputados: los tres referentes del Movimiento Evita y otros tres encabezados por el ex presidente de la Cámara, Horacio González.

Ayer, desde ese sector prefirieron el silencio pero las especulaciones están a la orden del día. “No se quieren quedar, no se sienten cómodos con la conducción de La Cámpora, pero todavía están evaluando qué van a hacer”, dijo una fuente del bloque. Si deciden alejarse de la bancada del FpV, hay dos posibilidades: o se suman al bloque que conducirá Abarca o forman un espacio propio. Las apuestas son más fuertes para la segunda opción.

En tanto, la ruptura del jueves dejó ayer fuertes repercusiones. En el grupo de La Cámpora hubo silencio, pero, fuera de micrófono, algunos reprochaban la movida. “Fue un mensaje para Cristina. Detrás de esto están Domínguez, Randazzo y Fernando Espinoza”, dijo una fuente cercana a Ottavis.

Para Valeria Amendolara, una de los 13 que dejaron el bloque, la ruptura “no tiene nada que ver con lo político, sino con lo legislativo”. “Nos fuimos porque no lográbamos hacer que funcione el trabajo en conjunto y una dinámica legislativa. No somos Bossio”, graficó la legisladora, en referencia al diputado nacional y ex titular del Anses, que dejó la bancada del kirchnerismo en el Congreso con fuertes críticas.

Del mismo sector, Andrés Quinteros también coincidió en afirmar que las diferencias fueron por temas legislativos, pero deslizó un disparo para sus ex compañeros al hablar de “la falta de autocrítica de algunos que mantienen la metodología previa a las elecciones”.