El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Buscan reactivar casi 30 mil obras de viviendas paralizadas



El gobierno de María Eugenia Vidal asegura que en la Provincia existe un déficit habitacional de 750 mil viviendas. Y admite que cuando se hizo cargo del Ejecutivo la administración de Cambiemos, había 29.700 obras de construcción de casas paralizadas por falta de pago a los proveedores.

La mayoría de esos emprendimientos correspondían al Plan Federal que la entonces gestión de Cristina Kirchner definía directamente con los municipios sin pasar por la Provincia, operatoria que se intensificó luego de que estallara, a mediados de 2012, la pelea política en el kirchnerismo y Daniel Scioli.

“La situación llegó a tal punto, que el año pasado se gastaron nada menos que 52 millones de pesos en custodia de esas construcciones sin terminar para evitar que fueran ocupadas”, le dijo a este diario el presidente del Instituto de la Vivienda, Evert Van Tooren.

Y en medio del déficit habitacional declarado, la Provincia apenas pudo terminar el año pasado 620 unidades. “Hay 200 mil familias en situación crítica y otras 500 mil que viven en construcciones en mal estado”, aseguró el funcionario.

REACTIVACION

Van Tooren dice que el gobierno bonaerense se trazó como objetivo reactivar esos emprendimientos. “Comenzamos con los que están más avanzados”, dijo, en municipios como Puán, Bahía Blanca, Henderson, Tres Lomas y Hurlingham.

Y prometió que durante 2016 “vamos a terminar 2.100 viviendas, entre proyectos que estaban paralizados y algunos nuevos que estaremos iniciando”. La inversión prevista es de 1.600 millones de pesos.

De acuedo a lo indicado por el presidente del Instituto de la Vivienda, de las 29.700 unidades que estaban paralizadas ya se han logrado reactivar 4.300.

Van Tooren asegura que el organismo provincial que preside “es, en porcentajes, el peor del país”. Y explica: “es el sistema que menos recauda para recuperar cuotas (un 64%), el que menos construcciones termina y el que menos escrituras entrega”.

“Hay que concientizar a los beneficiarios de estos planes de que pagar la cuota es una cuestión de solidaridad con aquél que todavía no llegó a la vivienda propia”, dice. Y anticipa que su gestión conformará un call center para hacer un seguimiento específico de los atrasos y llamar a aquellos que incurren en mora. “También vamos a realizar censos”, señala.

LICITACIONES SEGMENTADAS

El funcionario anticipó además que habrá cambios en la forma de licitar y asignar trabajos a las empresas constructoras. “Vamos a salir de la lógica de adjudicar entre 700 y 500 casas por empresas. Queremos ir a planes de 50 viviendas porque los trabajos se van a terminar más rápido y va a existir una mayor transparencia”, señaló.

La otra novedad es que se pedirá que en las viviendas nuevas se utilice un 50% de material en seco y otro 50% del tradicional. También se prevén cambios en las cuotas que pagarán los futuros beneficiarios, que dejarán de ser fijas para ajustarse por la evolución de los salarios.

En ese contexto, el titular del Instituto de la Vivienda señaló que los emprendimientos nuevos que se ejecutarán -unas 520 unidades- incluyen a las comunas de Morón, Henderson, Lincoln, 9 de Julio, Arrecifes, Bragado, Carlos Tejedor, Chacabuco, Coronel Suárez, Colón, Daireaux, La Madrid, Irigoyen, Junín, Lobos, Maipú, Olavarría, Pehuajó, Bolívar, Lanús y Puán, entre otros distritos.