El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Investigan nueva hipótesis en el crimen de Nora Dalmasso



"Tengo siempre la esperanza y la ilusión que esta causa se pueda resolver. No quiero generar falsas expectativas. Lo importante es que la causa está nuevamente en actividad y lo que se hizo fue aportar una hipótesis que no fue investigada anteriormente", manifestó a Télam el abogado Diego Estévez, representante de Marí­a Delia Grassi, madre de la víctima.

Estévez detalló que se reunió con el fiscal de IV Nominación de Rí­o Cuarto, Daniel Miralles, que hace una semana asumió en el cargo, para acercarle una hipótesis que "por error" no se tuvo en cuenta o no se investigó durante la pesquisa.

"Hemos aportado elementos que, para mi, tienen que ver con un crimen que tuvo una motivación sexual. Es una hipótesis no investigada en la cual el fiscal se mostró interesado", dijo el abogado, que se excusó de dar mayores detalles para no entorpecer la investigación.

Entre los escasos datos, el letrado no descartó que en esa idea de la motivación sexual en el asesinato puedan estar involucradas personas cercanas a la familia.

Al respecto, recordó que cuando mataron a Dalmasso (51) la vivienda no contaba con seguridad y su esposo, Marcelo Macarrón (57), se encontraba en un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay, según se dio por probado en el expediente.

El 26 noviembre de 2006, Dalmasso fue encontrada estrangulada y semidesnuda en su casa del barrio residencial Villa Golf, en Rí­­o Cuarto, distante unos 225 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

A lo largo de la investigación se manejaron varias hipótesis: una apuntó a un crimen durante un juego erótico, otra a un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual y la tercera un homicidio cometido tras un abuso, que es la que ahora se retoma.

Los estudios forenses determinaron que la vícitma, previo a su muerte, tuvo relaciones sexuales, aunque nunca se estableció si fueron consentidas o producto de una violación.

Durante el largo proceso de investigación, se sobreseyó a los tres únicos imputados como sospechosos de cometer el crimen.
El primero fue Rafael Magnasco, quien se desempeñaba como asesor en el Gobierno de Córdoba.

En 2007, fue detenido e imputado por "violación seguida de muerte" Gastón Zárate (36), quien se habí­a desempeñado en tareas de pintura en la casa de la familia Dalmasso.

Lo apodaron públicamente el "perejil o perejilazo" por la falta de pruebas en su contra y en 2011 fue sobreseí­do.

Facundo Macarrón (28), hijo de Nora, también fue acusado el mismo año por "sospecha leve" por presunto "abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio calificado por el ví­nculo", a partir de un patrón genético encontrado en el lazo que se utilizó para asfixiarla.

Sin embargo, el joven fue sobreseí­do en octubre de 2012 por falta de pruebas.

La última novedad que se produjo en la causa fue en noviembre, cuando surgieron nuevas pistas del caso de escuchas telefónicas realizadas en una investigación por amenazas contra un abogado de Córdoba capital.

Por ese motivo, el fiscal de ese expediente, Enrique Senestrari, envió copia de las conversaciones a la fiscalía de Río Cuarto, pero en ese momento la causa estaba prácticamente paralizada a la espera de la designación de un nuevo fiscal, ya que Javier Di Santo había sido apartado.

"Revisando una investigación que tení­­amos en la fiscalí­­a, por la costumbre de algunos policí­­as de no dar toda la información de las intervenciones telefónicas que hací­­an, antes de archivarlas decidimos revisarlas y encontramos información relacionada al caso Dalmasso", precisó en ese momento Senestrari.

En esas escuchas, había "información importante", consideró el fiscal, y por su experiencia entendió que se iban a generar nuevas medidas de investigación, aunque el abogado no quiso revelar si la nueva hipótesis que se investiga está relacionada con esto.