El tiempo - Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Massa es el borrador Macri el original

Por Mario Derch*Para un proyecto neoconservador y de retroceso, ya hay un referente; Macri.

Si bien Massa es la ambulancia del peronismo, como supo serlo Menem en sus comienzos, recogiendo de la banquina a un grupo del peronismo apartado por el progreso de la historia, serviles, como éstos, a los ideólogos del liberalismo económico que venían de la dictadura, lo mismo que intentó en 2009 el efímero De Narváez. Ambos candidatos han sido una construcción del duhaldismo residual y los conservadores de siempre, todo hace prever que será con el mismo resultado, ser prontamente olvidados por ser una cáscara vacía.Así que el discurso retro noventista, o del neoconservadurismo quedó en manos del clan Macri y sus socios.

Eternos representantes de la "patria contratista" y el achicamiento del estado (léase monopolio de obra pública, endeudamiento y privatización a ultranza). Por ejemplo; en su máxima expresión que es el territorio porteño donde gobierna, no tiene alusión a los pobres, no les habla ni les da o promete mejoras. Se dirige, en cambio, a los sectores sociales que se quieren diferenciar de los pobres. Y así será si gana ese discurso: habrá muchos más pobres, pero los relativamente pocos que se salvan en la clase media se diferenciarán mucho más de ellos, porque habrá bajado el piso.

El progresismo y el kirchnerismo no han podido atravesar esa estructura ideológica tan rígida para la que una ciudad sin fábricas y mayoritariamente de clase media es el mejor caldo de cultivo. Esos mecanismos funcionan incluso en una clase media cuyos sectores empobrecidos, que antes eran mayoría, ahora han logrado estabilizar su trabajo, mejorar sus viviendas y comprarse un automóvil. La composición del voto en la zona sur de la ciudad pone de manifiesto ese fenómeno. En la zona Norte de la ciudad hay menos pobres, es una clase media más próspera, de más alto nivel adquisitivo y por lo tanto muy sensibilizada por el impuesto a las ganancias y el detestado "cepo" al dólar.

El núcleo de ese pensamiento hegemónico tiene esa composición troncal. En la copa se ramifica. Pueden estar los que despotrican contra la política de derechos humanos o los que están a favor (que son los menos); los que se identifican con el discurso de la seguridad o los que están convencidos de que dan batalla por valores republicanos (que son los menos). Pueden convivir todas esas posiciones, pero el núcleo que define la decisión masiva tiene esa composición ideológica que es clasista.


*Presidente en Confederación General de la Industria