Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

jueves, 13 de marzo de 2014

El Intendente de Lincoln, al cruce de la UCR

 

El mandatario Jorge Fernández exigió ante el Concejo Deliberante que el radical Salvador Serenal se retracte por las “agraviantes imputaciones” que realizó en su contra

Luego que el concejal radical Salvador Seneral asegurase que “a partir del 2015, el Municipio va a estar administrado por personas honestas y transparentes", el intendente de Lincoln, Jorge Fernández, arremetió contra el edil y le exigió que se retracte. 

Según el Intendente, Serenal expresó "agraviantes imputaciones, tanto hacia mi persona en el carácter de intendente municipal del partido de Lincoln como del personal que trabaja en la administración del Municipio, desde iniciada mi gestión -con fecha 11 de diciembre de 2003-, consistente en adjudicaciones falaces y sin fundamento, afectando de esta forma mi buen nombre y honor”.

Fernández solicitó a la presidencia del Concejo que “ordene al concejal Serenal a que, en el plazo de 48 horas, ratifique o rectifique los dichos allí mencionados. Ello, bajo apercibimiento de iniciarle al mencionado concejal, sin más, acciones por calumnias e injurias (Artículos 109 y 110 del Código Penal), amén de las restantes acciones legales que pudieran corresponderme y que estime pertinente mi asesor letrado”.

Serenal había dicho que “a partir del 2015, el Municipio va a estar administrado por personas honestas y transparentes. Que la comunidad se quede tranquila, porque va a tener información sobre los actos de gobierno y el destino de los fondos, tanto en el Municipio como en el Consejo Escolar”.

Sin embargo, el concejal radical ratificó sus expresiones: “Si estos principios que sostengo y pregono para el futuro de Lincoln afectan el ‘buen nombre y honor’ del Intendente actual o de alguno de sus funcionarios, ellos y sus conciencias sabrán por qué será”.

“Cualquier intento de silenciar mensajes políticos diferentes y de atacar la pluralidad de voces daña la calidad de la democracia. El control democrático a través de la opinión pública fomenta la transparencia de las actividades estatales y promueve la responsabilidad de los funcionarios sobre su gestión pública”, concluyó.

(La Tecla)

Política - Télam